Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Pablo Güete Álvarez - pablo.guete@ppulegal.com lunes, 14 de septiembre de 2020

El desafío global que enfrenta nuestra sociedad ante la coyuntura por el covid-19 obliga a los participantes en el sistema judicial del país a respaldar y promover nuevas herramientas tecnológicas que funcionen como alternativas para alcanzar nuestro objetivo común: la justicia. “Tierra en Paz” llegó a Colombia para agilizar los procesos de restitución de tierras. La agilización de estos procesos ayudará al cumplimiento de los objetivos de la Ley 1448, lo cual a su vez conlleva el desarrollo económico y social necesario para posicionar al país como referente económico en la región.

¿Cómo va la implementación de la Ley de Tierras?

Según la Unidad de Restitución de Tierras, se han recibido unas 124.000 solicitudes y se ha agotado la etapa administrativa en 80 % de los casos. A su vez, indican que se tardarán más o menos tres años en terminar de tramitar los procesos faltantes, agregando el tiempo que les tomará a los jueces agotar la etapa judicial de cada uno. Por esta razón, la vigencia de la ley se extendió hasta 2030. Cumplida su vigencia, tendríamos, por primera vez en Colombia, un precedente de jurisdicción agraria especial.

En Colombia, de acuerdo con la Agencia Nacional de Tierras, se estima que 60% de los predios rurales no tiene un título legal de propiedad, lo que corresponde aproximadamente a cuatro millones de predios. Teniendo en cuenta que la cifra de desplazados en el país asciende a los ocho millones, es muy complicado resolver quién es el titular del derecho de dominio de cada predio, pues en muchos casos el mismo predio pudo estar en cabeza de diferentes poseedores que habitaron allí de buena fe y abandonaron por motivos del conflicto.

¿Qué es “Tierra en Paz”?

Para ayudar en la transición y agilizar la resolución de conflictos derivados de este proceso, hace dos años nació “Tierra en Paz”. Se trata de una plataforma cuyo objetivo es la regularización de la tierra en áreas del posconflicto, de una forma rápida, asequible, participativa y transparente.

Tanto el tiempo como los recursos para formalizar y legitimar la propiedad de la tierra son limitados, así que esta iniciativa cobra valor al contar con un programa informático que reúne datos de diferentes fuentes y que permite agilizar los procesos.

¿Cómo funciona la plataforma?

El programa reúne imágenes aéreas y satelitales de los predios, pruebas físicas y entrevistas con la población cercana a los predios objeto de restitución. Además, cuenta con un método de bajo costo de medición rápida de las parcelas de tierra. Lo anterior busca brindar mayor ilustración de la cronología histórica de la propiedad de cada parcela y que haya así más claridad a la hora de tomar decisiones de fondo.

¿Cómo se financia el proyecto?

Con la ayuda del Ministerio de Relaciones Exteriores de los Países Bajos, en conjunto con la Agencia Nacional de Tierras. El proyecto inició en Antioquia y Meta, y la idea es cubrir la mayor cantidad de territorio posible.

Aportes de este tipo, en conjunto con detener definitivamente el despojo, serán incondicionales para que Colombia finiquite esta transición y abra las puertas a un desarrollo económico prometedor para los inversionistas y la producción agrícola del país.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.