Gabriel Osvaldo Albarracín Lunes, 22 de septiembre de 2014

Es así como desarrolla 2 procesos, denominados misionales: el objetivo y el subjetivo

El proceso misional objetivo permite vigilar, inspeccionar y controlar la calidad de la prestación del servicio público de transporte y su infraestructura en todas sus modalidades.

El proceso misional subjetivo asegura que las empresas cumplan con los requisitos legales y el respaldo administrativo necesario.

¿Cómo realiza la vigilancia en Infraestructura? 
Se trata de la infraestructura del transporte público del país y las concesiones que el Gobierno entrega a los particulares 

En terminales aéreos y terrestres, verifica que las condiciones de infraestructura permitan la óptima operación de aeronaves y buses y comprueba las condiciones de atención a los pasajeros.

En los puertos, vigila a los actores que intervienen en el desarrollo del comercio exterior para que cumplan con las normas y así asegurar un servicio en óptimas condiciones y garantizarle al país el desarrollo de las mejores prácticas en este sector.

En el servicio férreo, la Supertransporte vigila financiera, administrativa y legalmente a las empresas concesionarias y sus operadores, y que sus máquinas reúnan las condiciones técnicas requeridas. 

¿En qué consiste la vigilancia al servicio público de transporte?
La Supertransporte inspecciona, vigila y controla en los aspectos objetivos, es decir la prestación del servicio, y subjetivos, los requisitos legales, del servicio de carga, pasajeros, especial (conformado por el transporte turístico, empresarial y escolar) y mixto, aquel que se encarga de transportar personas con pequeñas cantidades de insumos desde un centro de producción a uno de almacenamiento.

Además, en los sistemas masivos de transporte vigila el respaldo legal, administrativo y financiero de los gestores y operadores de los Sistemas 

En el transporte fluvial, inspecciona y controla, en coordinación con las entidades territoriales y corporaciones correspondientes, a las empresas que en los diferentes ríos del país prestan sus servicios. 

En el transporte por cable, asegura que las empresas que prestan este servicio sean sostenibles y cuenten con los equipos requeridos. 

En cuanto al transporte aéreo se refiere, vela porque las aerolíneas aseguren sus operaciones desde los puntos de vista económico, técnico y profesional.

¿Qué otros vigilados tienen la Supertransporte?
La entidad complementa sus acciones con dos actividades adicionales:

La vigilancia permanentemente a la calidad técnica, operativa, administrativa y legal de los Organismos de Apoyo al tránsito, como lo son los Centros de Reconocimiento de Conductores, Centros de Diagnóstico Automotriz, Centros de Enseñanza Automovilística y Centros Integrados de Servicio.

Y la vigilancia a las secretarias y organismos de Tránsito en dos frentes: el cumplimiento de los requisitos para expedir trámites y la adopción de medidas frente a la reglamentación expedida.

Para cumplir su misión, la entidad cuenta además con ocho sedes regionales: San Andrés, Cartagena, Barranquilla, Bucaramanga, Medellín, Villavicencio, Cali e Ipiales. 

Y con un Centro de Arbitraje, Conciliación y Amigable Composición del Sector Infraestructura  y Transporte, el primero creado por una entidad pública y pionero para el sector. 

Este centro tiene como propósito fundamental servir como sede idónea y especializada para la solución de conflictos que surjan en desarrollo de la actividad de Transporte e Infraestructura en las modalidades terrestre, aérea, férrea, marítima, fluvial y portuaria mediante la implementación, promoción y desarrollo de los Mecanismos Alternativos de Solución de conflictos.