Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Daniel Rojas Castañeda - drojas@larepublica.com.co jueves, 19 de marzo de 2020

En las estadísticas del MinDefensa, lleva más de 15 años presentando reducción, puesto que la última vez que hubo un dato tan bajo fue en 1975, cuando llegó a 24,3 homicidios

Hace más de 15 años que la tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes del país ha ido disminuyendo de una manera paulatina al pasar de la cifra de más 70 muertes en los primeros años de la década de los 2000 hasta llegar a 25,05 el año pasado.

Según los datos del Ministerio de Defensa, la de 2019 se convierte así en una de las tasas de homicidio más bajas de los últimos 44 años puesto que la última vez que hubo un dato tan bajo fue en 1975, cuando llegó a 24,3 homicidios por cada 100.000 personas. Al contrario, su pico fue en los primeros años de los 90 cuando superó 80 en plena época de violencia.

“Esta reducción se da precisamente porque hay una transformación en la violencia en Colombia. No es que se haya eliminado, pero ha habido una transformación de los agentes violentos”, manifestó Henry Franco, especialista en temas de seguridad ciudadana y catedrático de la Facultad de Ciencias Políticas de la Pontificia Universidad Javeriana.

En total, de acuerdo con la cartera que lidera Carlos Holmes Trujillo, en 2019 se registraron 12.825 asesinatos mientras que la cifra de año anterior había sido de 12.923 en todo el país, por lo que solo se redujo en 98 personas. Además, en solo enero de 2020 el número de asesinatos llegó a 1.039, lo que representa una caída de 2,3% frente al mismo periodo del año anterior.

LOS CONTRASTES

  • Henry FrancoCatedrático de la Universidad Javeriana

    “El conflicto en Colombia sigue siendo político, social y económico, de grupos sociales que buscan sobrevivir en un territorio y esa es la guerra que hay en el país y que continúa actualmente”.


  • Kenneth Burbano Director Observatorio Constitucional U. Libre

    “Es una realidad que la mayor crisis en derechos humanos, que es el homicidio en líderes sociales, ex miembros de las Farc y campesinos involucrados en la sustitución de cultivos ilícitos, va en aumento”.

Por otro lado, a partir de las cifras entregadas por la Policía Nacional, se determinó que el año pasado en Bogotá se presentaron 1.032 casos de homicidio. El secretario de Seguridad de la capital, Hugo Acero, indicó que las medidas tomadas se ha buscando consolidar una mayor información relacionada con el porte y uso de armas.

“Tras el segundo consejo distrital de seguridad, la alcaldesa Claudia López solicitó a la Policía y a la Secretaría de Seguridad que se implemente una estrategia proactiva de incautación de armas blancas y de fuego, por medio de requisas en toda la ciudad, al igual que durante jornadas de inspección, vigilancia y control en establecimientos”, manifestó Acero.

Lo dicho por el secretario de Seguridad se puede sustentar a partir de lo que muestra el registro de armas con las cuales se cometieron los homicidios. Por un lado, las armas de fuego fueron utilizadas en 9.131 ocasiones mientras que las blancas en tan solo 2.700 de los casos.

Entre las principales ciudades del país se encontró que Cali tuvo 1.110 casos el año pasado; seguido de Medellín (579); y Cartagena (181), mientras que Bucaramanga tiene una de las tasas más bajas de homicidios, con 115. El homicidio está contemplado en el código penal, en el artículo 103, y puede darse de manera culposa o dudosa, lo que se diferencia es si fue por carencia de premeditación y ensañamiento.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.