Bloomberg

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Luz Karime Grajales Cardona - lgrajales@larepublica.com.co lunes, 21 de octubre de 2019

El organismo consideró que las marcas pueden coexistir de manera pacífica debido a que no identifican los mismos productos

Pese a la oposición del gigante textil Inditex, quien peleaba por su marca previa Bershka, el signo Besha solicitado por Alejandra Sofía Daez Suárez logró registrarse en la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC).

A partir de ahora, Besha identificará aretes, aleaciones de materiales preciosos, artículos de joyería chapados con materiales preciosos, cadenas de metales para pulseras, dijes e hilos de metales en bruto o semielaborados, entre otros.

Sin embargo, Inditex se opuso a la solicitud de registro para defender su marca previa Bershka porque consideraba que se podrían confundir por la estrecha conexión competitiva. Además, indicó que la coexistencia entre las marcas podría inducir al error al consumidor con respecto al origen de los productos y el vínculo existente entre los titulares.

LOS CONTRASTES

  • Andrea Donato CastilloGerente General Consulting Group Marado

    “Contrario a lo que indica la SIC, considero que si se tienen en cuenta todos los criterios de los signos en conflicto, encontramos que existen grandes similitudes que pueden generar confusión en el consumidor”

Además, las marcas enfrentadas carecen de elementos gráficos que permitan individualizar cada una, por lo cual, según la opositora, desde una perspectiva visual y ortográfica “en este caso es la misma”.

También, se refirieron a las semejanzas por la reproducción de la marca solicitada de cinco de las siete letras que tiene la opositora. Inditex afirmó que todos estos elementos son causal de irregistrabilidad debido a que la marca solicitada carece de elementos adicionales que proporcionen características para lograr diferenciarse de la marca previa Bershka.

Por su parte, Alejandra Sofía Daez Suárez, defendió la solicitud de registro asegurando que las marcas enfrentadas se presentan al público con características similares. Igualmente, afirmó que los argumentos de la opositora estaban alejados de la realidad.

Para la solicitante, queda claro que hay una fuente particular que posee elementos distintos, colores diferentes en el signo gráfico, por lo cual, “sería repochable negar el registro de marca” en este caso.

Por lo tanto, la Superintendencia decidió conceder el registro de Besha, a partir de algunos argumentos como el siguiente: “es de aclarar que las marca opositora Bershka presenta una composición silábica superior, que la hace más extensa y le confiere una pronunciación diferente, permitiendo la diferenciación gramatical y fonética de los signos. Es decir, si bien el signo solicitado Besha reproduce parcialmente al signo registrado Bershka, en su visión de conjunto no resultan confundible en la medida en que presentan elementos adicionales que permiten su individualización”. Lo anterior, según la SIC, en virtud de las reglas de cotejo marcario que establecen que la comparación debe efectuarse sin descomponer los elementos que conforman el conjunto marcario”.

Finalmente, la decisión permite la coexistencia de las marcas, considerando que no hay riesgo de confundibilidad, valiéndose de las diferencias gráficas mencionadas. El organismo tuvo en cuenta que no se comparten todas las letras.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.