Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Andrés Octavio Cardona - acardona@larepublica.com.co Sábado, 15 de septiembre de 2018

Se enfrentaron ‘Lava Limón Arranca Grasa’ contra Axión.

En un nuevo pleito marcario que resolvió la Dirección de Signos Distintivos de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) se enfrentaron dos pesos pesados de la industria del aseo y la limpieza personal y de los hogares.

En este caso, la multinacional estadounidense Colgate-Palmolive presentó oposición al registro de la marca ‘Lava Limón Arranca Grasa’ de la compañía ecuatoriana Jabonería Wilson.

De esta manera, la primera argumentó que se presentaban coincidencias con las marcas El Verdadero Arrancagrasa, Axión Fiesta El Verdadero Arrancagrasa y Axión Limón Líquido, muy extendidas como insignia de su principal producto para la limpieza de vajillas.

La multinacional destacó a la SIC que “confluyen en que se transmita una misma impresión al público consumidor, en tanto el signo solicitado reproduce la estructura de la marca de mi representada, lo que, sin lugar a dudas, podría inducir a error al público consumidor, respecto de los productos que adquiere o sugerir una procedencia común, dado que el signo solicitado a registro no cuenta con elementos adicionales suficientes que le proporcionen distintividad”.

Entre otros argumentos, Colgate-Palmolive añadió que “los colores, la disposición y ubicación de las palabras y las formas incluidas en una marca y otra hacen que el impacto visual de los signos en conflicto sea casi idéntico”.

Jabonería Wilson respondió que “ninguno de los anteriores elementos es apropiable y, por tanto, Colgate no puede reclamar exclusividad sobre los mismos de manera legítima. Es más, la combinación de dos o más de estos elementos es usual en el mercado. El fondo de color verde es claramente evocativo e, inclusive, podría llegar a considerarse descriptivo del color del producto. Mas aún, es común en el mercado que los lava lozas sean de color verde”.

Sobre este caso, Carlos Amaya, socio de Amaya Propiedad Intelectual, expresó que “las marcas comparadas cuentan con un distintivo principal, Lava y Axión lo que permite al consumidor identificar un signo de otro, sin que la expresión descriptiva Arranca la Grasa pueda inducirlo a llevar un producto por otro diferente al de su preferencia”.

La SIC concluyó que visto el Registro Nacional de Propiedad Industrial no se encontraron impedimentos para acceder a la protección solicitada.