Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Alejandro Valencia viernes, 24 de agosto de 2018

La Dirección de la Superintendencia de Industria y Comercio otorgó notoriedad a la marca opositora

El presidente de Croydon Colombia, Juan Carlos Restrepo Vélez, presentó oposición ante la solicitud del registro de la marca Croydonista de Claudia Ibáñez Bermúdez ante la Superintendencia de Industria y Comercio.

Los argumentos utilizados por la oposición fueron que entre los signos en conflicto se observa una repetición casi absoluta de la marca previamente registrada. La única diferencia es la terminación ‘Ista’, que no es suficiente para generar distintividad en el consumidor. Además, agregaron que existe similitud fonética y por su idéntica pronunciación produce el riesgo de asociar indebidamente el origen empresarial de los productos.

Incluso, Croydon suma a sus argumentos el carácter notorio de la marca, pues su reconocimiento supera las barreras de la clase 25 de la Clasificación Internacional de Niza, correspondiente a prendas de vestir, calzado y artículos de sombrerería, debido a que los colombianos reconocen la marca en el mercado nacional e internacional.

LOS CONTRASTES

  • CARLOS AMAYASOCIO DE AMAYA PROPIEDAD INTELECTUAL

    “Puede inducir al público consumidor a considerar que el nuevo signo es una marca derivada de Croydon, lo que a su vez generaría en el mercado un aprovechamiento de la reputación ajena”.

  • GUILLERMO NAVARRO ROMEROSOCIO DE MUÑOZ ABOGADOS

    “La notoriedad es un estatus especial que reconoce la oficina, y la marca Croydon, no solo es notoriamente conocida, sino que adicionalmente es una de esas marcas tradicionales e históricas de nuestro país”.

Cabe destacar que la SIC en sus conclusiones del análisis probatorio, reconoció en el mercado del calzado a Croydon con una actividad comercial de gran despliegue publicitario y altas utilidades para Colombia por el volumen de operaciones mercantiles. Por esta razón concedió su notoriedad y, con ayuda de la Dirección, luego del estudio de registrabilidad, evidenció que los signos confrontados en su visión en conjunto se pueden asociar y afectar el prestigio de la marca.

Otra opinión del caso en materia la aporta el socio de Amaya Propiedad Intelectual, Carlos Amaya, quien dijo que “el signo solicitado Croydonista es similarmente confundible con la marca notoria Croydon, ya que además de reproducirla en su totalidad puede inducir al público consumidor a considerar que el nuevo signo es una marca derivada de la marca registrada Croydon, lo que a su vez generaría en el mercado un aprovechamiento de la reputación ajena y un debilitamiento de la marca notoria”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.