Colprensa Cueros Vélez es una de las empresas de accesorios más características del país. Tiene una filial llamada Nappa.

Johnny Giraldo López - jgiraldo@larepublica.com.co Jueves, 8 de febrero de 2018

La superindustria protegió el signo vz que estaba registrado

La empresa colombiana Cueros Vélez se opuso en la Superintendencia de Industria y Comercio al registro de la marca VZ Velzu Underwear (mixta) para distinguir productos de vestidos, calzado y sombrerería de acuerdo a la clase 25 de la Clasificación Internacional de Niza.

La empresa de textiles se fundó en 1980, antes era denominada como Accesorios de Cuero JR, por su dueño Juan Raúl Vélez, que con el tiempo, decidió mutar la nominación a su apellido para convertirse en el signo característico que hoy lo acompaña.

La Dirección de Signos Distintivos recibió sus alegatos por medio de La Gaceta para la Propiedad Industrial Nº803. Todos fueron fundados bajo el literal a) del artículo 136 de la Decisión de la Comisión de la Comunidad Andina.

Según lo expresado, el distintivo solicitado carecía de elementos individuales para ser lo suficientemente distinguible de su marca. También expusieron el hecho de que ambos íconos estarían registrados en la misma clasificación de Niza, lo que implicaba una conexidad competitiva. Por último recordaron que la marca VZ ya había sido registrada ante la entidad.

Juan Carlos Vélez y Wilson Iván Zuluaga, respondieron a las acusaciones diciendo que la contraparte estaba fragmentando su marca a la hora de analizarla, que sus signos en conjunto daban una impresión diferente a la de la opositora y que nadie puede pretender adueñarse de dos letras para cubrir una clase completa de la Clasificación Internacional de Niza.

LOS CONTRASTES

  • Ángela AmayaSocia de Amaya Propiedad Intelectual

    “El signo solicitado reproduce la marca registrada VZ, sin que la expresión ‘underwear’ evite que el consumidor piense que se trata de una nueva versión de la marca y que tienen el mismo origen”.

Por lo tanto, consideró fundada la oposición, negó el registro de VZ Velzu Underwear y notificó a las parte que aún pueden apelar la decisión.
Juan Carlos Uribe, abogado defensor de Cueros Vélez, dijo que “es interesante porque revierte una posición muy acentuada de la Superintendencia de no dar derechos exclusivos sobre expresiones básicas o muy cortas. También reconoció la importancia que ha venido tomando el uso de la expresión VZ como abreviatura del apellido y su reconocimiento en el país”.

Ángela Amaya, asociada de Amaya Propiedad Intelectual, expresó que “el signo solicitado reproduce la marca registrada VZ, sin que la expresión ‘Underwear’ evite que el consumidor piense que se trata de una nueva versión de la marca”.