Condimentos El Rey

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Juan Francisco Campuzano Vélez - jcampuzano@larepublica.com.co sábado, 27 de marzo de 2021

Pese a que la SIC se negó la oposición, la solicitud era irregistrable porque había un registro previo con el mismo nombre y clase

Nuevamente se presentó en la SIC un caso de registro negado con oposición infundada. A la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) llegó Camilo Rodallega con la intención de registrar la marca King Stars (mixta), que distinguiría productos comprendidos en la clase 25 de la Clasificación Internacional de Niza, relacionada con prendas de vestir.

A ese registro se opuso la sociedad Fábrica de Especias y Productos El Rey S.A., quienes gozan de notoriedad sobre su marca El Rey. Resulta que la sociedad tiene además la licencia de la marca The King, registrada por RBF SAS, una empresa de alimentos; y sobre The King también hay una notoriedad.

Esta no es la primera vez que El Rey se enfrenta al registro de una marca similar.

En principio, afirmaron que la solicitud reproduce fonética y gramaticalmente tanto la marca El Rey, tratándose de una mera transliteración del signo notorio, como de The King, al reproducir el elemento distintivo ‘king’, causando así una posible confusión en los consumidores.

Argumentaron que las prendas de vestir de la solicitud son complementarias a los productos de ambas marcas, infiriendo que éstas pueden ser comercializadas en los mismos puntos de venta.

LOS CONTRASTES

  • Ángela AmayaSocia de Amaya Propiedad Intelectual

    “La Dirección declaró infundada la oposición porque los signos son diferentes y no existe conexión competitiva; en su análisis encontró que la solicitud reproduce la marca registrada King Loren Stars”.

Dijo también que entiende que la oposición está basada en la cantidad de marcas registradas con ese nombre, pero aclaró que es una actividad distinta la de producción de especias a la de comercialización de ropa.

En ese punto centró su argumento, pues es casi imposible confundir prendas de vestir con condimentos, incluso, cuando comparten la partícula ‘king’.

La SIC encontró que efectivamente hay un parecido entre los signos diferenciales ‘king’ y ‘rey’ de la oposición, pero aclaró que en conjunto, los signos son distintos. Explicó también que no hay confundibilidad ni conexidad competitiva.

Pero encontró un registro concedido a la marca King Loren Star, que además está en la clase 25, para la categoría de ropa. Esto supuso un nuevo análisis, y pese que la recién mencionada no presentó oposición, para la SIC fue clara la confundibilidad, por lo que negó el registro de King Stars.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.