Condimentos El Rey

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Esteban Feria lunes, 8 de febrero de 2021

La dirección aprobó la solicitud de Ecomares argumentando que los signos confrontados no resultan confundibles en su composición

Ante la Superintendencia de Industria y Comercio se presentó la empresa Ecomares, solicitando el registro de la marca La Marquesa (mixta) para distinguir los servicios de la clase 39 de la Clasificación Internacional de Niza.

Posteriormente la compañía Fábrica de Especias y Productos El Rey S.A. presentó oposición al registro acogiéndose al artículo 136 literales a) y h) de la decisión 486 del 2000

La empresa argumenta en su requerimiento que La Marquesa es similarmente confundible desde su aspecto ideológico con la marca de condimentos El Rey, ya que las expresiones Rey/Reina y Marquesa/Marqués son usadas para designar a los miembros de la nobleza y la realeza. Estas últimas son utilizadas para designar monarcas europeos, pero que igualmente evoca la misma idea de un Rey o Reina.

Explicaron entonces que el consumidor se vería enfrentado a una confusión conceptual pues ambas marcas denotan la misma ideología de nobleza, realeza o monarquía.

Además, enfatizaron que El Rey comparte canales de publicidad y comercialización con la marca solicitante, lo que incrementa el riesgo de error.

En respuesta a la oposición, Ecomares argumentó que el opositor realizó una interpretación subjetiva del signo, con el fin de confundir al despacho puesto que la única semejanza aparente se presenta a nivel conceptual.

Así mismo, la sociedad opositora tampoco reconoce que los signos se pronuncian y se escriben diferente, y no consideró que la comparación entre marcas debe realizarse sin descomponer los elementos.

“Es evidente que la palabra que compone a La Marquesa es más extensa en su pronunciación pues se compone de cuatro sílabas, El Rey se forma solo de dos, al igual que la evidente diferencia gráfica en el conjunto de figuras, formas, colores, disposición espacial y fuentes que componen la marca, por ello, el signo a registrar tiene la suficiente distintividad para ser aceptada”, dijeron.

LOS CONTRASTES

  • Juliana GonzálezAbogada en González de la Espriella Abogados

    "Entre los signos ‘El Rey’ y ‘La Marquesa’ no se predicó similitud ideológica que pretendía el opositor, pues se indicó que más allá de ser títulos nobiliarios, no existía riesgo de confusión”

La Superindustria encontró en su análisis comparativo que los signos confrontados no resultan confundibles puesto que presentan una composición ortográfica y fonética diferente.

Hay que resaltar que el signo solicitado La Marquesa presenta una estructura silábica superior, que le confiere una pronunciación diferente que permite su identificación.

Por ello, la SIC decidió declarar infundada la oposición interpuesta por El Rey y a su vez conceder el registro de la marca La Marquesa.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.