Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Laura Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co martes, 5 de mayo de 2020

El solicitante fue la Cámara de Comercio de Pereira y demostró que su signo tenía la suficiente distintividad para coexistir

Cada año Bogotá se viste de literatura con la Feria Internacional del Libro o la Filbo, un encuentro reconocido por todos los amantes del gremio que se ha posicionado con el tiempo y que, por primera vez en la historia, se realizó de manera virtual.

En esta ocasión, con el fin de defender dicho reconocimiento, el titular de la Filbo, la Corporación de Ferias y Exposiciones S.A se presentó ante la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) para oponerse a una solicitud de registro.

Se trataba de Paisaje, Café y Libro, Feria del Libro del Eje Cafetero, la cual había sido solicitada por la Cámara de Comercio de Pereira y, con la cual, se pretendía distinguir el servicio de organización de ferias dentro de la clase 35 de Niza.

La compañía opositora señaló que el signo que se pretendía registrar ante la Superindustria reproducía los elementos principales de su marca registrada, es decir, la expresión ‘Feria del Libro’, por lo cual se pondría en peligro el prestigio alcanzado “a lo largo de más de 20 años” por esta feria de Bogotá.

Asimismo, señaló que se podría presentar asociación al origen empresarial, factor que se hacía muy posible si se tenía en cuenta que existía conexidad competitiva entre las dos marcas en pleito.

Por su parte, la Cámara de Comercio de Pereira, como titular del signo solicitado, respondió a los argumentos de la oposición y señaló que el signo que solicitaba tenía la suficiente distintividad para coexistir en el mercado sin causar confusión debido a que era una marca “novedosa de fantasía”.

“El hecho de que dos signos, como en el presente caso, tengan como elemento similar en su conformación, las palabras Feria y Libro no los hace por ello confundibles”, añadió la compañía solicitante.

Además, la Cámara de Comercio de Pereira trajo a colación la Cámara Colombiana del Libro, la cual “defiende los intereses de editores, libreros y distribuidores, con el objetivo de promover el desarrollo del sector del libro en Colombia” y señaló que gracias a ello era fácil encontrar varias ‘ferias del libro’ en las diferentes ciudades del país.

Luego de escuchar las contrapartes, la Superindustria procedió a realizar el estudio de irregistrabilidad y el cotejo de marcas y encontró que en el caso del signo solicitado por la Cámara de Comercio de Pereira, este contenía elementos gráficos fuertes como una mandala en color verde y rojo.

Por otro lado, el signo opositor que hacía referencia a la Filbo tenía como elemento gráfico la silueta de un hombre con las manos unidas en forma de libro y en colores grises.

Por ello, la Dirección señaló que si bien existía una similitud entre los dos signos, al analizarlos en conjunto se encontró que cada uno tenía elementos propios que le otorgaban distintividad al producir una impresión diferente a los consumidores.

“Si bien los signos presentan semejanzas en las expresiones Feria del libro, dicha coincidencia se ve diluida por los demás elementos que conforman las marcas”, concluyó la Superindustria en su análisis.

Por ello, se determinó que las dos marcas podrían coexistir en el mercado sin causar confusión a los consumidores. Esto se vio reflejado en la decisión final de la SIC, la cual declaró infundada la oposición de la Filbo y le otorgó el registro al signo solicitado por la Cámara de Comercio de Pereira, la Feria del Libro del Eje Cafetero.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.