Bloomberg

Johnny Giraldo López - jgiraldo@larepublica.com.co Sábado, 3 de marzo de 2018

Había cuatro empresas homónimas que ya estaban inscritas

La empresa de cementos, Lafarge Holcim, conocida por ser una de las principales empresas extractoras de calizas, yeso y cemento en el país, enfrentó el registro de su marca Hercules contra otras cuatro del mismo nombre en la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC).

En primera instancia la Dirección de Signos Distintivos negó la diligencia porque, en su criterio, la insignia se confundía con otras marcas homónimas que ya estaban inscritas en la entidad marcaria.

Holcim pretendía distinguir productos en la clase 19 de la Clasificación Internacional de Niza. En esta categoría se encuentran materiales de construcción no metálicos, asfalto, pez, betún y tubos plásticos.

El grupo empresarial no estuvo de acuerdo con la primera medida y apeló ante la Delegatura para la Propiedad Industrial en la SIC. Sus abogados argumentaron que las cinco marcas en conjunto, incluida la suya, no presentan ningún tipo de similitud en la imagen, en consecuencia, evocan diferentes conceptos y eso despeja cualquier tipo de confusión al consumidor desprevenido.

La Delegatura ordenó a sus examinadores repetir el examen de registrabilidad sobre el signo solicitado basándose en el literal a) del artículo 136 de la Decisión 486 de la Comunidad Andina. Según la norma, no se pueden inscribir nombres e imágenes que confundan con otras que ya estén registradas.
El experto en Propiedad Intelectual, Carlos Amaya, opinó que “el signo solicitado puede generar confusión en el mercado ya que reproduce totalmente el elemento predominante de las marcas Hercules”.

La Delegatura evidenció que las marcas en competencia no solo reproducían el nombre del semidiós griego sino que compartían una conexión competitiva en la construcción. Las otras empresas vendían accesorios de locomoción, plataformas de carga, tensores y artículos de ferretería.

LOS CONTRASTES

  • Pablo DelgadoEspecialista Propiedad Intelectual de la U Externado

    “la SIC acierta al hacer al análisis juicioso comparativo de manera oficiosa con marcas previamente registradas, concluyendo válidamente que el signo solicitado en cotejo no prueba la existencia de elementos diferenciadores”.


  • Carlos AmayaAbogado de Amaya Propiedad Intelectual

    “el signo solicitado puede generar confusión en el mercado ya que reproduce totalmente el elemento predominante de las marcas Hercules”.