Carlos Amaya

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Laura Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co sábado, 27 de junio de 2020

Frigoríficos de Guatemala señaló que los signos eran similarmente confundibles por lo que causarían confusión en el mercado

En el mercado se pueden encontrar múltiples marcas de cualquier producto; sin embargo, en ocasiones, los titulares acuden a expresiones, elementos, colores y similares que podrían causar confusión a los consumidores, y es donde entra en acción de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), que determina cuando hay riesgo y cuando pueden coexistir.

En este caso, la compañía bumanguesa Avícola Sinain S.A.S (Avisin) solicitó el registro de la marca Huevos San Pío Nutrimos con el corazón, para identificar productos y servicios de las clases 29, 30, 31 y 39 de la Clasificación Internacional Niza, en las que se encuentran: huevos, maíz, aves vivas y transporte de huevos.

Pero luego, a la solicitud presentó oposición Frigoríficos de Guatemala S.A (Frisa) para defender su marca previamente registrada Pío Lindo y señaló que el signo que se pretendía registrar incurría en la causal de irregistrabilidad del literal a, Artículo 136 de la Decisión Andina 486 de 2000.

LOS CONTRASTES

  • Carlos AmayaSocio de Amaya Propiedad Intelectual

    “Demostramos a la SIC que nuestro cliente tiene derechos adquiridos sobre la expresión San Pío y que, además, la nueva versión del signo solicitado es conceptual y visualmente diferente a la marca Pío Lindo”.

“Se puede observar cómo la expresión San Pío es la que prevalece en el signo, creando una confusión indirecta respecto de la marca Pío Lindo donde también el elemento dominante es la expresión Pío”, añadió Frisa ante la Superindustria.

Además, la compañía señaló que los consumidores podrían confundirse y pensar que la marca Huevos San Pío Nutrimos con el corazón hacía parte de un nuevo producto de Frigoríficos de Guatemala.

Por su parte, Avícola Sinain respondió a los argumentos opositores y señaló que su compañía tenía derechos adquiridos sobre la familia de marcas San Pío en la clase 29 de Niza desde el 23 de abril de 2007, además de que no era similarmente confundible con el signo de Frisa, Pío Lindo.

Igualmente, la solicitante señaló que “en este caso no se vería afectado el derecho a la libre escogencia para el consumidor”. También, dijo que el signo solicitado contenía la expresión ‘San Pío’ que era el distintivo principal de la familia de marcas de Avícola Sinain, que además pretendía identificar productos de la misma naturaleza de los ya protegidos.

Tras escuchar los argumentos, la Superindustria determinó que a pesar de que los signos compartían la expresión ‘Pío’ cada uno contaba con elementos adicionales que generaban una impresión diferente en el consumidor. “No existe riesgo de confusión entre los mismos, en la medida en que el nuevo vocablo en el signo solicitado logra diluir claramente las semejanzas entre los otros términos”, dijo.

Además, señaló que la expresión ‘Pío’ era de uso común en la clase 29 y no podía haber exclusividad. Al no haber impedimentos, se declaró infundada la oposición de Frisa y otorgó el registro a Huevos San Pío.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.