Bloomberg

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • Diego Alejandro Ospina Henao

miércoles, 19 de octubre de 2022

La Superindustria recalcó que la opositora cuenta con la debida protección del la expresión "Parmessano" dentro del mercado

Nuestra Cocina Artesanal S.A.S. se presentó ante la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) con el fin de solicitar el registro de la marca Parmessano Restaurante (Mixta) para distinguir servicios comprendidos en la clase 43 de la Clasificación Internacional de Niza, que denota restaurantes.

Luego de la solicitud, Consorzio del Consorzio Del Formaggio Parmigiano Reggiano presentó oposición con fundamento en la causal de irregistrabilidad establecida en el artículo 136 de la Comisión de la Comunidad Andina.

LOS CONTRASTES

  • Eduardo Guzmán - Dir. marcas seneor abogados
  • Eduardo Guzmán Socio de Seneor Abogados

    “El signo induce a pensar que los productos son de Parma o son elaborados bajo las técnicas especiales de dicha ciudad, lo que podría no ser realidad”.

La sociedad opositora es la encargada de comercializar, exportar y proteger el queso parmesano, debido a la protección especial relacionada con el territorio italiano. Por eso, recordó que Parmigiano Reggiano es una denominación de origen actualmente protegida bajo la legislación nacional e internacional, cuya gestión ha sido confiada al consorcio.

Además, agregó que su marca tiene una notoriedad dentro del mercado y que el signo solicitado replica la expresión “Parmessano”, por lo que los consumidores podrían llegar a confundirse y pensar que los productos comercializados son hechos en la misma ciudad de los quesos italianos.

Por otro lado, la sociedad Consorzio Del Formaggio Parmigiano Reggiano reiteró que, con la protección de la expresión “Parmessano”, esta solo se puede utilizar en los productos relacionados con las regiones de Parma, Reggio Emilia y Modena.

Dentro del término concedido, Nuestra Cocina Artesanal S.A.S. respondió a la oposición argumentando que “es claro que en un restaurante se expenden alimentos para el consumo, pero ello no supone que en el servicio se ofrezcan quesos que conlleven al consumidor a creer que está adquiriendo o consumiendo un queso de la región de Parma y Reggio Emilia”. Adicionalmente, la solicitante manifestó que en la carta del restaurante no se incluyen quesos, por lo que no habría riesgo de confusión para de los clientes y no habría tampoco una alusión las regiones sobre las que recae la protección de los productos.

Tras revisar los argumentos, la SIC encontró que el registro de la marca Parmessano Restaurante resultaría “engañoso” para los consumidores, ya que estos podrían pensar que, dentro del establecimiento, se venden alimentos relacionados a los procesos de producción de la región de Parma y que estos tendrían todas las características de los productos originarios del territorio italiano.

Por este motivo, la SIC declaró fundada la oposición del Consorzio Del Formaggio Parmigiano Reggiano y negó el registro.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.