Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Alexis Posso - aposso@larepublica.com.co martes, 22 de enero de 2019

Informe pone de manifiesto marcada deficiencia  en los avances del Plan de Manejo de la Cuenca del Río Magdalena

De acuerdo con el Informe sobre el Estado de los Recursos Naturales y del Ambiente 2017-2018, publicado por la Contraloría General de la República, los municipios localizados a orillas del Río Grande de la Magdalena presentan deficiencia en protocolos ambientales y de prevención de desastres.

El informe pone de manifiesto que existe una marcada deficiencia  en los avances en la implementación del Plan de Manejo de la Cuenca (PMC) del
Río Magdalena, formulado por la  Corporacion Autonoma Regional Del Rio Grande De La Magdalena -Cormagdalena.

“En buena parte del país, los avances alcanzados en materia de
prevención de desastres son bajos, poco articulados, dispersos en la geografía
y no permiten prevenir, mitigar o controlar los efectos de los fenómenos
hidrometeorológicos extremos que periódicamente se presentan, lo que puede ocasionar un aumento en la vulnerabilidad económica, social y ambiental en muchos municipios”, declaró la Contraloría en comunicado oficial.

Sobre el tema del saneamiento de agua, las metas planteadas en el plan de manejo de cuenca se encuentran “muy atrasadas”, según indicó el organismo de control, indicando a su vez que de 514 municipios, 294 no tienen una planta de tratamiento de aguas residuales (PTAR), por lo que vierten desechos constantemente al caudal.

Sobre el tema también se indicó que aunque se ha presentado un incremento en la cobertura de las PTAR en 5 jurisdicciones (que comprenden 78 municipios), un alto porcentaje de las aguas servidas en estos son también aguas no tratadas; lo que amenaza la salud de los habitantes de dichas zonas.

Así mismo, se determinó que un  68% de los municipios ribereños indagados por la CGR desconocen los alcances del Plan de Manejo de la Cuenca del Río Magdalena y no implementan mecanismos de prevención y mitigación de riesgo en inundaciones de alta y baja velocidad. Además, no ha sido adoptado ninguno de los 60 Planes de Ordenamiento y Manejo de Cuencas Hidrográficas (POMCAS).

Finalmente y en materia de inversión sobre el Río Magdalena, se evidencia
dispersión de recursos y esfuerzos en la gestión ambiental de esta
arteria fluvial, toda vez que convergen recursos de fuentes que no
coordinan sus acciones de intervención, particularmente las
relacionadas con instrumentos de planeación y gestión, informó la Contraloría.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.