Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

José David Castilla viernes, 5 de abril de 2019

El presidente de la Andi dijo que la protesta social era una forma de secuestrar a la capital del Cauca.

Las protestas convocadas por la Minga indígena en el Cauca han empezado a sentirse en Popayán. La celebración de la semana santa en la ciudad, uno de los eventos turísticos más importantes, podría verse afectado por la ausencia de diálogo entre el Gobierno y las comunidades indígenas.

“Dejen trabajar”, fueron las peticiones que recogieron algunos medios de comunicación regionales, que cubrieron una protesta de los comerciantes y empresarios del municipio.  “Esto nos está afectando a todos”, aseguraron algunos de los entrevistados, quienes gritaron arengas contra las comunidades indígenas.

Las protestas estuvieron manchadas por brotes de violencia por parte de los comerciantes que, incluso, tildaron a los miembros de la Minga como terroristas. “El Cauca no es de ustedes”, aseguraron algunos voceros que fueron entrevistados por los medios locales. También le solicitaron al Gobierno concretar una solución a esta problemática que ha dejado millonarias pérdidas en todos los sectores.

Luego de dos semanas de bloqueos, el Ministerio de Defensa declaró emergencia económica en el departamento del Cauca. Guillermo Botero, jefe de la cartera, dijo ante La FM que “hay un plan de contingencia que ha sido diseñado por los diferentes ministerios, el cual iba a ser anunciado ayer en Pasto, pero el clima no lo permitió”.

Nancy Patricia Gutiérrez, la ministra del Interior, ha sido la funcionaria que ha representado al Gobierno nacional ante las comunidades. Aclaró que el Gobierno no acelerará las negociaciones para firmar un mal acuerdo y también recalcó que en las próximas horas se espera que las comunidades retiren los bloqueos de la vía Panamericana.

Por su parte, el presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia, Bruce Mac Master, calificó el paro indígena como “el secuestro colectivo más grande en la historia del país”. Las consecuencias generadas por el taponamiento económico departamental en el Cauca son complicadas y que el tiempo de recuperación será muy lento.

“Deben reflexionar ,tenemos que recuperar el camino en el cual la gente no solamente tiene derechos sino también responsabilidades y una de ellas es manejar bien el dinero”, dijo Mac Máster ante la opinión pública.

Sin embargo, las academias de antropología de todo el país han rechazado los continuos señalamientos por parte del Gobierno al movimiento indígena.

Mediante un comunicado emitido por la Asociación Colombiana de Antropología y la Escuela de Género de la Universidad Nacional, los departamentos de Antropología aseguraron que ” rechazamos las expresiones de estereotipia y racismo que evidencian ignorancia y desinformación frente a una historia de reivindicaciones culturales, políticas y territoriales, cuyos logros son resultado de ingentes esfuerzos colectivos y altos costos humanos”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.