Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa miércoles, 27 de febrero de 2019

Un informe de la ONG internacional Human Rights Watch aseguró que por lo menos nueve altos mandos militares están vinculados a investigaciones por casos de falsos positivos.

Los comandantes a los que señala Human Rights Watch, además de Nicacio Martínez, son los generales Jorge Enrique Navarrete Jadeth, jefe del Estado Mayor; Raúl Antonio Rodríguez Arévalo, jefe del Estado Mayor de Planeación y Políticas; Adolfo León Hernández Martínez, comandante de Transformación del Ejército del Futuro; Diego Luis Villegas Muñoz, comandante de la Fuerza Vulcano; Edgar Alberto Rodríguez Sánchez, comandante de la Fuerza Aquiles; Raúl Hernando Flórez Cuervo, comandante del Centro de Entrenamiento; Miguel Eduardo David Bastidas, comandante de la Décima Brigada, y Marcos Evangelista Pinto Lizarazo, comandante de la Décima Tercera Brigada.

Según Human Rights Watch, por lo menos tres de los oficiales mencionados están bajo investigación, mientras que los otros seis comandaban fuerzas en las que se están investigando casos de falsos positivos.

En el caso del General Martínez, Human Rights Watch afirma que fue el segundo al mando de la Décima Brigada entre octubre de 2004 y enero de 2006, periodo en el cual se investigan 23 casos de asesinatos cometidos presuntamente por miembros de esa fuerza.

La ONG publicó un documento firmado por el entonces coronel Martínez en el que se certifica un pago de $1 millón a un informante que habría entregado información que condujo a la realización de dos operaciones militares, en una de las cuales las tropas reportaron la muerte de una mujer y un hombre no identificados, supuestamente pertenecientes al frente 59 de las Farc, que después se demostró eran dos civiles, un indígena y una joven de 13 años.

“El Gobierno colombiano debería investigar a los oficiales vinculados con ejecuciones extrajudiciales en vez de ascenderlos a las posiciones de mando. Estos ascensos envían el mensaje a las tropas de que estar envueltos en abusos no es un obstáculo para tener éxito en la carrera militar”, aseguró el Director de Human Rights Watch para las Américas, José Miguel Vivanco.

Según Human Rights Watch, sus investigaciones han mostrado que, en los casos de falsos positivos, además de ser sistemáticos, hay razones para creer que los comandantes de las fuerzas sabían lo que estaba ocurriendo.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.