Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Andrea del Pilar Mancera - amancera@larepublica.com.co Miércoles, 13 de junio de 2012

No tener la distintividad para identificar los productos comprendidos dentro de la clase 30 internacional y por contener exclusivamente elementos descriptivos que no aportan capacidad o aptitud para diferenciar los productos respectivos, fueron las razones por las cuales, la firma Cervecería Unión S.A Cervunión Itaguí, demandó a la Superintendencia de Industria y Comercio por otorgar la marca mixta Extra Malta a la sociedad Pharma Yireh S.A.

Según la actora, se convierte en un signo débil por cuanto incluye unas expresiones de uso común como son Extra y Malta y se refiere a una cualidad del producto respectivo, por lo tanto resulta débil frente a otros signos que también incluyen uno de tales elementos o cualidades, inapropiables en exclusiva.

La demandante estimó que 'la palabra Extra se refiere a una característica o cualidad de los productos de la clase 30, mientras que la expresión Malta es indicativa de un producto en particular, no solamente utilizado en la elaboración de las cervezas sino que podría eventualmente usarse en la composición de algunos de los productos comprendidos en la clase 30 internacional como los cereales, pasteles, panes, etc. Por lo tanto, el signo solicitado 'consiste exclusivamente en la indicación de una de las características o cualidades de los productos.

Al concederse el registro del signo solicitado 'a favor de un solo empresario se está confiriendo a su titular el derecho exclusivo sobre las palabras Extra y Malta, ambos de uso común dentro de la lengua española y aplicables directa y especialmente no solo respecto de los productos de la clase 30 internacional, sino adicionalmente respecto de los productos estrechamente relacionados como son aquellos comprendidos en las clases 31 y 32 internacionales'. Por lo que, 'la marca carece totalmente de fuerza distintiva (?)'.

Para la Superintendencia de Industria y Comercio, el signo solicitado 'goza de la suficiente distintividad y no tiene las características de un signo descriptivo, por lo cual, dicha expresión se hace registrable'. Además manifestó que la marca 'además de reunir los requisitos marcarios establecidos, es evidente que, no se encuentra incursa en la causal de irregistrabilidad contenida en el artículo 135 literales b), e) y f) de la Decisión 486 (?).

También destacó la SIC, que '(?) no obstante que aún cuando la marca `Extra Malta` (mixta) está conformada de una parte descriptiva, la parte que no lo es le otorga la suficiente distintividad al conjunto marcario; además al estudiarse conjuntualmente, constituye una combinación suficientemente distintiva y no descriptiva, que permite su plena identificación y de fácil recordación para el consumidor que concurre al mercado para adquirir bienes y servicios'.

Según el Tribunal de Justicia de la Comunidad Andina, el artículo 134 de la Decisión 486 al referirse a la marca señala: '(?) constituirá marca cualquier signo que sea apto para distinguir productos o servicios en el mercado. Podrán registrarse como marcas los signos susceptibles de representación gráfica. La naturaleza del producto o servicio al cual se ha de aplicar una marca en ningún caso será obstáculo para su registro (?)'.

Agregó que la susceptibilidad de representación gráfica, es la aptitud que tiene un signo de ser descrito o reproducido en palabras, imágenes, fórmulas u otros soportes, es decir, en algo perceptible para ser captado por el público consumidor.

El Consejo de Estado debe definir si declara fundadas las oposiciones de Cervunión y revoca las resoluciones de la Superindustria.

Antecedentes
El 18 de mayo de 2004, la sociedad Pharma Yireh S.A. solicitó, ante la División de Signos Distintivos de la Superintendencia de Industria y Comercio, el registro como marca del signo Extra Malta (mixto), para distinguir productos comprendidos en la Clase 30 de la Clasificación Internacional de Niza. Contra dicha solicitud, la sociedad Cervecería Unión S.A. Cervunión Itaguí presentó oposición argumentando que el signo describe directamente las características y cualidades del producto.