Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Laura Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co lunes, 10 de febrero de 2020

Se habría desestimado la existencia de funcionarios de carrera diplomática que tenían las condiciones para asumir el cargo

El Canciller Carlos Holmes Trujillo había avalado el nombramiento de Ximena  Durán Sanín como  ministra plenipotenciaria en la adscrita al Consulado colombiano de Londres, Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte. Sin embargo, luego de encontrarse varias irregularidades en el proceso, el Consejo de Estado dejó en firme la decisión de el Tribunal Administrativo de Cundinamarca de tumbar la designación.

La demanda realizada por el representante a la Cámara David Raceroque señalaba que  a la hora de elegir a Durán se pasó por alto que  había funcionarios de carrera diplomática que tenían las condiciones y los tiempos para ser nominados en ese cargo, pues, el funcionario que debía ocupar el cargo era  Jairo Augusto Abadía Mondragón, quien tenía el escalafón y las credenciales para fungir como cónsul.

Luego de que se declarar nulo el nombramiento de la hija de Noemí Sanín,  Raceroque afirmó que "el mensaje que envía la justicia a la ciudadanía con este fallo es que el mérito debe prevalecer por encima del clientelismo. El presidente Iván Duque, que se ufana de defender la meritocracia ante la opinión pública, no ha hecho otra cosa más que asignar mermelada en contravía de la ley”.

Finalmente, y frente a los hechos la sentencia del Consejo de Estado señala que “le corresponde al Ministerio de Relaciones Exteriores verificar la existencia de funcionarios inscritos en carrera diplomática disponibles antes de resolver sobre la designación mediante nombramientos provisionales y constatar que previo a la expedición de un nombramiento se encuentren las condiciones legales para ello”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.