Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ana María Sánchez - amsanchez@larepublica.com.co jueves, 8 de julio de 2021

La defensa del acusado asegura que Velásquez es inocente y que la solicitud de condena no es coherente con las pruebas presentadas

Las ‘chuzadas’, uno de los casos más controversiales de la política colombiana, vuelve a ser parte de la agenda. Luego de más de una década de extensos juicios, hoy este capítulo se revive con la reapertura del caso contra César Mauricio Velásquez, exsecretario de prensa del Gobierno de Álvaro Uribe Vélez.

La defensa del acusado, que lleva más de 13 años implicado en el proceso, asegura que Velásquez es inocente y que la solicitud de condena no es coherente con las pruebas que se han presentado.

En este punto, David Espinosa, abogado defensor, le confirmó a Asuntos Legales que la Fiscalía acusa a Velásquez del delito de concierto para delinquir, del que, dice, no tienen pruebas. En esa línea, el penalista explicó los cinco episodios por los que acusan a Velásquez y cada uno de los elementos que prueban, en su criterio, que el exfuncionario no incurrió en ningún delito.

El primero tiene que ver con el caso ‘Paseo’, un hecho en el que se acusa a Velásquez de organizar reuniones con personal del DAS para pedirles información reservada del caso, para así luego filtrarla clandestinamente a varios medios de comunicación.

En ese punto, Espinosa aclaró que la Corte Suprema de Justicia ya había señalado que la información de ese caso no era reservada, y que, además, su defendido “jamás pidió una reunión con funcionarios del DAS, los periodistas solo le preguntaron si él tenía información sobre la entrada de Ascencio Reyes, lo que él hizo fue constatar si este había ingresado e incluso le pareció irrelevante, por lo que nunca se lo filtró a ningún medio de comunicación”, aseguró Espinosa.

El segundo episodio se relaciona con el caso ‘Tasmania’, en el cual, según el abogado defensor, Velásquez solo leyó el comunicado que el mismo expresidente Álvaro Uribe declaró que redactó. “Se le leyeron al juez las funciones que tenía César, y el expresidente fue claro al decir que él le dio la orden de leer el comunicado, por lo que ahí no hay ningún delito”, dijo Espinosa.

El tercero es un tema que la Fiscalía llama ‘Edwin Guzmán’, un caso en el que se filtró al medio de comunicación CM& una declaración que dio Edwin Guzmán a un cónsul de Colombia en Estados Unidos sobre unas instigaciones que este estaba sufriendo por parte de algunos magistrados de la Corte.

En este caso, Espinosa asegura que Velásquez es inocente porque no hay pruebas físicas que prueben que él lo filtró y que la Fiscalía solo infirió que él lo había hecho.

El cuarto episodio en el que se involucra a Velásquez es el caso ‘Job’, un hecho en el que un exparamilitar ingresó al Palacio de Nariño y, según la Fiscalía, se hicieron cosas ilegales por las que Velásquez debe responder, pues a su juicio, el exfuncionario estuvo dentro de la reunión. Sin embargo, Espinosa resalta que los siete miembros que asistieron, entre los que están Juan José Chaux y el otro implicado en el caso, Edmundo del Castillo, declararon que el exsecretario de prensa no estuvo ahí, y solo entró, en su momento, a saludar. “Están todas las pruebas, es una canallada lo que están haciendo con César Mauricio”, expresó Espinosa.

El último es el episodio en el que aseguran que Velásquez era receptor de información reservada del DAS. En este tema, la misma Corte Suprema de Justicia aseguró que la información no tenía la calificación de reservada. “Se demostró en el juicio que él nunca recibió esa información del DAS”, dijo Espinosa.

Con estos mismos argumentos, el abogado defensor aseguró que él y su equipo están a la espera de una decisión, la cual esperan que les sea favorable, pues tienen todos los elementos de defensa necesarios para que el caso de Velásquez sea cerrado.

La próxima audiencia está programada para el 12 de julio, en la que el juez deberá anunciar si es inocente o culpable. De llegar a darse este último escenario, Espinosa aseguró que sacarán todas las herramientas legales posibles para demostrar la inocencia de Velásquez.

En el proceso, que podría ser uno de los últimos de la investigación de las ‘Chuzadas’, también declaró el expresidente Álvaro Uribe. En este, el exmandatario dio un espaldarazo a su exsecretario de prensa, el cual está acusado de concierto para delinquir, por presuntas difamaciones a la Corte Suprema de Justicia. En las declaraciones de Uribe, da constancia de que Velásquez simplemente cumplía las ordenes que estaban en sus funciones como secretario de prensa de Gobierno.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.