Jueves, 15 de agosto de 2013

El ex superintendente de Industria y Comercio, José Miguel de la Calle, ganó el pleito ante la artista Amparo Grisales. Y es que el abogado de la actriz había presentado una queja disciplinaria por considerar que las declaraciones del ex superintendente sobre el producto Revertrex no eran verdaderas, debido a que este había dicho que lo que se vendía no era tan cierto.

De la Calle había afirmado, en ese entonces, que Revertrex hacía publicidad engañosa ya que no entregaba la eterna juventud y la Procuraduría no encontró ninguna conducta irregular en ese hecho.

Pero la decisión que tomó el procurador primero delegado para la vigilancia Administrativa, Carlos Ramírez, fue porque no se encontró algún mérito para investigar al funcionario, por lo cual se tuvo que ordenar el archivo del proceso de manera inmediata.

Se debe recordar que en sus funciones, el exsuperintendente sancionó por publicidad engañosa a 35 de los considerados productos revitalizadores que se venían comercializando.

Estas multas se empezaron a realizar desde el 2011, y hasta la fecha han dejado más de $1.054 millones.

También hay que mencionar que la mayoría de las firmas sancionadas por la Superintendencia, presentaron recursos en contra de la medida y han acudido a juzgados administrativos de todo el país debido a que presuntamente la entidad estatal les ha violado el debido proceso. Algunas de esas organizaciones también mencionaron en su momento que el accionar del órgano de control fue una persecución