Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ricardo Gaitán Miércoles, 7 de agosto de 2013

Las Denominaciones de Origen han tomado gran importancia en el mundo globalizado debido, entre otras causas, a que muchos productos buscan ampliar sus mercados manteniendo su calidad y el prestigio que tienen por concepto de su procedencia.

Phillip Kotler en su libro Marketing Places in Latin America and the Caribbean, publicado en Estados Unidos en 2005, sostiene que: “La imagen de un país influye en su capacidad para despertar interés en sus productos, atraer inversiones, turistas o radicación de empresas. Y, dado que los países compiten entre sí y se esfuerzan por crear fuentes de ventaja competitiva, cada vez hay más motivos para que administren y controlen su imagen de manera estratégica, a fin de mejorar su posición en el mercado global”. Continuamos en esta edición con la tercera parte del tema en mención.

¿Qué es Indicación Geográfica Protegida?

Indicación Geográfica Protegida, IGP, es un signo utilizado para productos que tienen un origen geográfico determinado y poseen cualidades derivadas específicamente de su lugar. Un ejemplo clásico de IGP son los productos agrícolas que poseen cualidades derivadas de su lugar de producción, y están sometidos a factores locales específicos como el clima y el terreno.

El hecho de que un producto tenga el signo IGP depende de la legislación nacional y de la percepción que tengan de ese signo los consumidores. La diferenciación de los productos con IGP tiene gran importancia en la preferencia de los consumidores y se traduce en las grandes diferenciales de precio. La más difundida de las diferenciaciones está relacionada con las marcas comerciales, celosamente protegidas.

¿Las IGP pueden utilizarse para varios productos de una misma región?

Las indicaciones Geográficas Protegidas pueden utilizarse para una amplia gama de productos como, por ejemplo, “Toscana” para el aceite de oliva producido en esa región italiana (indicación geográfica protegida en Italia, mediante la Ley Nº 169 de 5 de febrero de 1992), o el queso “Roquefort” producido en Francia (indicación protegida en la Unión Europea, en virtud del Reglamento CE Nº 2081/92, y en los Estados Unidos, en virtud del registro de la marca de certificación US Nº 571.798).

¿Cuál es la diferencia entre una Indicación Geográfica y una marca?

Una marca es el signo o símbolo que utiliza una empresa para distinguir sus propios bienes y servicios de los de sus competidores. La marca confiere a su titular el derecho de impedir a terceros la utilización de la misma.

Una Indicación Geográfica señala a los consumidores que un producto procede de cierto lugar y posee ciertas características derivadas del lugar de porigen. La Indicación Geográfica puede ser utilizada por todos los productores que fabrican o manufacturan sus productos en el lugar designado por la Indicación Geográfica y cuyos productos comparten las cualidades típicas de su lugar de origen. De acuerdo con la normativa de la Unión Europea, se protege la Indicación Geográfica si el vínculo del nombre del producto con el medio geográfico está presente en al menos una de las etapas de la producción, de la transformación o de la elaboración.

¿Qué factores facilitan la comercialización de productos con IGP?

Se pueden resumir en dos: calidad en la producción y protección del origen. La organización Bureau Veritas de España tiene como función la inspección de la calidad de los vinos españoles producidos en determinadas regiones. Este control de calidad es de obligado cumplimiento para las doce Denominaciones de Origen de los vinos de Castilla-La Mancha, que constituye la región vitivinícola de mayor producción del mundo.

 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.