Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa sábado, 27 de octubre de 2012

El desfalco en el sector salud sobrepasa los dos billones de pesos, reveló la Contraloría General de la República.

De acuerdo con el contralor delegado para el Sector Social, Ulahy Beltrán, los primeros resultados de una investigación que adelanta su despacho indican que solo en la EPS Caprecom, la más grande en el régimen subsidiado, el desvío de recursos por irregularidades supera el billón de pesos.

“Son recursos de la UPC (unidad de pago por capitación), que es la plata que cada EPS recibe por afiliado. Fue utilizada de una manera indebida y estamos en un proceso para identificar responsables”, sostuvo Beltrán.

Pero no solamente están involucradas las EPS. Según el funcionario de la Contraloría, la entidad está desarrollando en el país una estrategia de vigilancia y control fiscal que incluye, además de las EPS, a hospitales, institutos descentralizados, entes territoriales, operadores fiduciarios y demás entidades que manejan recursos públicos del sector salud.

En este sentido, indicó, que en entes territoriales han encontrado inconsistencias en varias regiones del país pero en la costa Atlántica están los casos más preocupantes. “Se ha encontrado pagos a EPS con inconsistencias en afiliaciones y bases de datos , se reportan pacientes ya fallecidos o ya retirados, irregularidades en procesos de contratación, en facturas entre algunos casos”, puntualizó.

Solo en el Distrito de Cartagena, la Contraloría ha hallado irregularidades por más de $1.000 millones y en la EPS José Prudencio Padilla, por $8.000 millones, por presuntas irregularidades en la compra de suministros y medicamentos.

Recalcó que hay un proceso que la Contraloría lleva de manera integral y se relaciona, señaló el delegado, con una desviación de recursos por $1 billón del régimen subsidiado en entes territoriales y que no se transfirieron en salud a las personas.

Citó el caso de la EPS Selvasalud por unos $1.000 millones y de las EPS del régimen contributivo Famisanar Cafam y Sánitas que habrían utilizado los recursos en indebidas formas.

En estos últimos dos casos el ente de control ya desarrolla audiencias con los presuntos responsables. Sin embargo, el funcionario explicó que en la medida en que avancen las pesquisas el desfalco podría ser “incalculable”. El delegado de la Contraloría dijo que hay más de 600 procesos fiscales en curso que comprometen a entidades del sector salud del orden nacional y territorial.

Beltrán indicó que como resultado de algunos procesos de investigación, se han restituido unos $9.000 millones al sistema de salud y otros casos siguen los procesos para buscar los responsables.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.