Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Walter Olivari lunes, 23 de abril de 2012

Hace pocos días concluyó, con escasos resultados tangibles, sin una declaración conjunta y con la polémica aún viva sobre el tema de Cuba y las Islas Malvinas la denominada ‘VI Cumbre de la Américas’, realizada en la hermosa ciudad de Cartagena de Indias, llamada por aquí con el apelativo de ‘La Heroica’.

Un lugar de encanto para una reunión, con la ausencia del Presidente ecuatoriano Correa, quien de esa manera protestó, por la no presencia cubana ante la dura oposición estadounidense, en una a veces áspera y larga jornada de varios meses previos al inicio entre el gobierno anfitrión y la Secretaria de Estado del país del norte. Siguiendo la ruta, de lo que ya había ocurrido en las anteriores reuniones, la de Mar del Plata (2005) y Puerto España (2009) no fue posible concluirse con una declaración conjunta, que al final hubiera complacido a todos. Mantener de parte de los Estados Unidos y esta vez con el apoyo declarado de Canadá, su pleno veto a la presencia del Cuba desde 1994, que es desde cuando se auspician por parte de Washington, estas reuniones, a pesar de la opinión de la mayoría de los países latinoamericanos, fue algo que se sintió siempre en el ambiente.

Se redactaron al final tres comunicados, uno a pedido de Brasil y Argentina para apoyar la conferencia Río +20, otro a solicitud de México, sobre la delincuencia organizada de carácter internacional y también uno promovido por Colombia, sobre competitividad regional.

La coincidencia general, fue que esta cumbre no fue 'un fracaso', sino que permitió discutir de manera 'abierta y con sinceridad' los asuntos que unen a los asistentes, así como también aquellos que de forma notoria, separan a América Latina de los Estados Unidos de Norteamérica.

El Presidente Barack Obama, declaró al respecto que dará la bienvenida a una Cuba 'libre' en la próximas Cumbres de América, y repitió que no apoya la despenalización de las drogas 'Quiero que el pueblo de Cuba se integre en el continente' sentenció.

En tanto el Canciller venezolano Nicolás Maduro, que representaba a Hugo Chávez, indicó que '(Pasamos) del llamado Consenso de Washington: el proyecto neoliberal que se nos quiso imponer, a un consenso sin Washington para la unión de América Latina'.

Se puede destacar también, que dos presidentes se marcharon de la cumbre: La viuda de Kirchner, Doña Cristina Fernández de la República Argentina y Evo Morales de Bolivia.

Vale mencionar también como nota de interés, que se realizó, una llamada 'Cumbre Empresarial' que se mostro como un espacio, donde realmente se discutió de pobreza, seguridad, etc. Se enfatizó también que es un buen negocio, crear sociedades prosperas, mejor educadas y sobre todo menos desiguales.

Diremos que se pudo notar, al final que por primera vez en la historia, los Presidentes sin fuertes reparos de carácter ideológicos o doctrinarios, ya sean de posturas izquierdistas o de tendencias conservadores en nuestra región, dejando de lado antiguas asperezas y exigieron de forma directa y clara a los Estados Unidos que la isla de Cuba se sume, a las próximas reuniones continentales Veremos.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.