Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa sábado, 9 de mayo de 2015

La obra había sido robada el pasado 2 de mayo del pabellón de Macondo en la Feria del Libro de Bogotá y siete días después regresó a su dueño, a quien el propio Nobel se la regaló con una dedicatoria que dice: “Para Álvaro Castillo, el libroviejero, como ayer y como siempre. Su amigo, Gabriel”.

La Policía informó que gracias a labores investigativas adelantadas por la Sijin de la Policía Metropolitana de Bogotá, se ubicó el libro en una venta informal del centro de la ciudad, en el sector de la Perseverancia, donde fue abandonada por los ladrones al detectar la cercanía de las autoridades.

El director de la Policía, general Rodolfo Palomino, aseguró que la obra estaba guardada en una caja y conservada.

Según las pesquisas, los delincuentes pretendían sacarla del país y conociendo su valor de $25 millones, pretendían venderla en $120 millones, al percatarse del valor  histórico y cultural.

Ahora, luego de devuelto el libro, el mismo Álvaro Castillo anunció que esta pieza invaluable será donada al país, por lo que será llevada a la Biblioteca Nacional, para que todos los colombianos que le mostraron su indignación tras el robo puedan disfrutar de la obra.  Por su parte, el general Rodolfo Palomino aseguró que aunque ya se recuperó el primer ejemplar de la novela más importante que tiene el país, el trabajo no está terminado hasta que no se de con la captura de los responsables de este robo, por lo que continuarán las investigaciones.

El general Palomino explicó que continuarán con el despliegue de todo un equipo policial que esta tras la pista de los delincuentes que intentaron comercializar la obra.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.