Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa sábado, 20 de abril de 2013

Tras la renuncia de Campo Elías Terán Dix a la Alcaldía de Cartagena, la atención se centra en las elecciones atípicas, que según el ministro del Interior, Fernando Carrillo, se harán en 55 días hábiles.

El Ministro, que se encuentra en Cartagena, señaló que se enteró de la renuncia del burgomaestre por los medios de comunicación y sostuvo que aún no conoce si dicha renuncia se encuentra radicada en la Presidencia de la República.

 
Sin embargo, el funcionario explicó el proceso que debe seguir el Gobierno después de aceptarse la renuncia de Terán. 
 
“Lo primero es que el Gobierno lamenta la situación de salud del alcalde. Nosotros debemos tener una confirmación oficial de la renuncia del alcalde Terán. Luego se configura una falta definitiva en el caso particular del ejercicio de la Alcaldía de Cartagena y como indican las normas procederíamos a convocar elecciones”, dijo. 
 
“La convocatoria de elecciones iría con toda la ley de garantías, supondría un trabajoconjunto que yo iniciaría el mismo lunes con la Registraduría Nacional del Estado Civil. Se trataría de una elección atípica, como la que se dio en Huila el domingo pasado”, añadió. 
 
De inmediato, sustenta Carrillo, se pondría en marcha toda la estructura del Estado, por parte de la Registraduría y la Secretaría del Interior para ofrecer las garantías al proceso electoral. 
 
“En el momento en que se produce la aceptación de la renuncia hay que contar 55 días, que es el periodo que la ley considera prudencial para la realización de las campañas políticas”, sustentó. 
 
Aunque no se atrevió a dar una cifra concreta de cuánto le costaría al Estado las elecciones atípicas en la ciudad, Fernando Carrillo dijo que en comparación con las de Huila, podría estar entre 7 mil y 10 mil millones de pesos. 
 
Lo que sí confirmó el Ministro es que, como en las elecciones atípicas de Gobernación en Huila, en Cartagena se usará el sistema de Biometría, que se viene probando en el país. 
 
En cuanto a una posible demanda que recibiría el Gobierno Nacional por haber inhabilitado a Campo Elías durante su incapacidad, el Ministro señaló que actuaron dentro de un marco de derecho. 
 
“El Gobierno está tranquilo, nosotros obramos conforme a derecho, la incapacidad temporal expedida por la EPS tenía una vigencia y una vez terminó la vigencia de esa incapacidad temporal, nos llegó una solicitud de suspensión de la contraloría general de la república y esa es una medida de inmediato y obligatorio cumplimiento para el poder ejecutivo”. 
 
“Nosotros procedimos a poner la sanción en marcha porque sencillamente ya no había incapacidad, había terminado el 31 de octubre, y solo una semana después, ya habiendo cumplido con la exigencia de la Procuraduría, nos enteramos que había una nueva incapacidad, pero ya estaba configurada la situación jurídica de la suspensión”, acotó.
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.