Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Paulo Andrés Durán G. - pduran@larepublica.com.co lunes, 10 de octubre de 2016

La primera reunión se hará en Quito, Ecuador e iniciará con las conversaciones sobre: 1) la participación de la sociedad en la construcción de la paz y 2) las acciones y dinámicas humanitarias que vienen con el proceso. 

Además, según el comunicado conjunto se da inicio al proceso de liberación de los secuestrados con dos casos antes del 27 de octubre donde se espera que esté el excongresista Odín Sánchez Montes.

Tras dicho anuncio, el presidente Juan Manuel Santos se pronunció y dijo que “para que esto se pudiera dar, fue fundamental que se hubiera iniciado el proceso de liberaciones”. 

Además, agradeció al presidente de Ecuador Rafael Correa y al gobierno ecuatoriano por su disposición para servir como anfitriones para el inicio de esta fase pública de negociaciones. 

“Doy las gracias, también, a los demás países que nos han acompañado hasta ahora y continuarán haciéndolo en la fase pública: Noruega, Chile, Cuba y Brasil. Y agradezco mucho a Venezuela, que facilitó las reuniones para acordar la apertura de la Mesa”, dijo el Santos.

Según los expertos era de preverse el inicio formal de los diálogos pues el grupo subversivo había dado muestras de querer dar los pasos hacia las negociaciones, entre estas, no interferir en las elecciones del plebiscito y de ir liberando secuestrados.

Conforme con Ariel Ávila, subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación, esta negociación tendrá grandes diferencias con la de las Farc, siendo la participación de la sociedad la más destacada. “A la gran participación ciudadana en la mesa, se le suma que esta agenda intenta suplir algunos vacíos que dejó las de las Farc”, dijo Ávila y agregó, que esta negociación no va a tardar menos de dos años pues “no es que el ELN se monte a la mesa de las Farc; esta negociación será difícil y compleja ya que tendrá su propio ritmo y caminar; por eso, no hay que pedirle cosas que no puede dar”, precisó.

Cabe recordar que los puntos que van a discutir las delegaciones del Gobierno serán seis:  participación de la sociedad; democracia para la paz; transformaciones para la paz; víctimas; fin del conflicto armado e implementación de lo pactado.

Aunque no hay un equipo definido, el comunicado fue firmado por Mauricio Rodríguez como jefe de la delegación del Gobierno y por Pablo Beltrán jefe designado por la guerrilla del ELN, además de los países garantes. 

Para Carlos Arias, experto en política de la Universidad Externado, este inicio de la fase pública es muy positivo para el ambiente de paz de los acuerdos fundamentales que son los de las Farc; sin embargo, “la negociación con el ELN a diferencia de lo que dijo Roy Barreras no es más fácil que la de las Farc, es decir, será mucho más compleja porque el ELN es una guerrilla más fragmentada ideológicamente”, aclaró Arias. 

Entre tanto, Cristian Rojas, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de La Sabana, dijo que al ELN se le pusieron condiciones más duras que las de las Farc, las cuales, tras el No en el plebiscito se fortalecerán. “Este escenario se va a extender hasta la campaña de 2018”, expresó Rojas. El Presidente dijo que en los próximos días se darán a conocer los nombres del equipo negociador.

Liberados
En la tarde de ayer, el Comité Internacional de la Cruz Roja confirmó que la guerrilla del ELN liberó un civil en zona rural de Fortul (Arauca). Al parecer, se trataría de Nelson Alarcón, uno de los arroceros que había sido llevado a Venezuela. Según Colprensa, la persona liberada se encuentra en buenas condiciones de salud, por lo que estaba en camino a reunirse con sus familiares. En los últimos 15 días, el grupo subversivo liberó a dos personas más, en actos, que los expertos considedaron como muestras que desencadenaron en las fase pública de diálogos que dieron a conocer las partes en conflicto.

Peticiones 
En su discurso presidencial Juan Manuel Santos hizo tres peticiones para quienes están conversando sobre el acuerdo de paz con las Farc. “En las reuniones que se han tenido hasta ahora se ha podido constatar que hay temas u objeciones donde, más que diferencias, existen malentendidos. Quiero hacer un llamado para que este diálogo sea fructífero:  primero: que no se presenten propuestas imposibles, segundo ayúdennos a avanzar con sentido de urgencia, es decir, no dilatar y tercero, el diálogo debe establecerse partiendo de dos bases fundamentales, realismo y verdad”, dijo.

Las opiniones

Carlos Arias
Experto en política de la Universidad Externado

“La negociación con el ELN no es más fácil que la de las Farc. Será mucho más compleja porque el ELN es una guerrilla mucho más fragmentada ideológicamente y tiene más vicios en su estructura”.

Ariel Ávila
Subdirector Fundación Paz y Reconciliación

“La agenda de negociaciones con el ELN tendrá grandes diferencias con la de las Farc, siendo la participación política de la sociedad la más destacada. Por ello, no tardará menos de dos años los diálogos”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.