Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Mario Chaves Restrepo - mchaves@larepublica.com.co jueves, 18 de julio de 2019

En las últimas semanas, luego de una publicación de la Revista Semana en la que denunciaba presuntos actos de corrupción al interior de las Fuerzas y que implicaba a varios generales de la institución, el ministro de Defensa, Guillemo Botero, anunció ayer en rueda de prensa, un segundo paquete de medidas que implicó la llamada a calificar servicios de cuatro oficiales, entre los que se encuentra el hasta ahora segundo al mando de la institución, el Mayor General Adelmo Fajardo.

"El Gobierno Nacional, en uso de su facultad discrecional, ha decidido llamar a calificar servicios a los siguientes oficiales: Mayor General Adelmo Fajardo Hernández, segundo comandante del Ejército Nacional; Mayor General Juan Vicente Trujillo Muñoz, comandante de la División de Aviación Asalto Aéreo del Ejército Nacional; Mayor General Francisco Javier Cruz Ricci, jefe del Departamento de Implementación y Estabilización; y Brigadier General César Augusto Parra León, jefe del Departamento Conjunto de Planificación y Transformación", explicó Botero.

Para remplazar a Fajardo, Botero anunció que "el Mayor General Mario Augusto Valencia Valencia, Jefe de Operaciones Conjuntas, es el nuevo segundo comandante del Ejército Nacional". El Mayor General Jaime Agustín Carvajal Villamizar, director de la Escuela Superior de Guerra, será el nuevo comandante de la División de Aviación Asalto Aéreo del Ejército Nacional, en lugar del Mayor General Juan Vicente Trujillo Muñoz.

Además, Botero indicó que "el actual Inspector General del Ejército, Mayor General Jorge Arturo Salgado Restrepo, es nombrado como agregado militar en Chile. Ese cargo lo asumirá el Mayor General Óscar Alberto Quintero González, actual Jefe de Comunicaciones y Tecnologías de la Información del Comando General de las Fuerzas Militares".

Cabe recordar que hace unos días el ministro de Defensa había anunciado un primer paquete de medidas que recaerían sobre cada uno de los oficiales implicados: al mayor general Adelmo Fajardo se le habían otorgado las vacaciones que solicitó para preparar su defensa; a Eduardo Quirós, quien hacía parte del comando de apoyo de contrainteligencia del Ejército, se le había confirmado el traslado a otra dependencia del Ejército mientras se esclarecía su situación; y a Jorge Romero Pinzón, comandante de Acción Integral, se le había confirmado el llamado a calificar servicios.

 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.