Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Daliana Garzón Ortegón - dgarzon@larepublica.com.co miércoles, 24 de agosto de 2016

"La suma de los acuerdos que componen un acuerdo oficial contribuyen al desarrollo de los derechos sociales, políticos y cultures. Y también de los derechos de las víctimas", dijo Rodolfo Benítez, delegado de Cuba, país garante. 

Por otro lado, Day Nylander, delegado de Noruega, otro de los países garantes, comentó que "el acuerdo significa el fin del enorme sufrimiento de las victimas". Y también señaló que la implementación de los acuerdos se hará desde las regiones, "poniendo en marcha un nuevo marca de tolerancia política y social". 

Se especula que la firma se realizará entre los máximos negociadores: Humberto de la Calle e Iván Márquez, así en los próximos días se definiría la fecha de la ceremonia formal, en donde se haría la firma oficial del presidente Juan Manuel Santos y Rodrigo Londoño Echeverri, alias ‘Timochenko’. Según el senador Roy Barreras, en entrevista con Caracol Radio, eso sería en cerca de tres semanas; la ciudad en la que se haría aún no está confirmada, pero Bogotá y Cartagena son las posibles. 

El evento se anunciaría a través de un comunicado con los detalles de lo acordado por ambas partes, para que cuando se firme el presidente Santos pueda convocar al plebiscito y la guerrilla pueda realizar la 'conferencia guerrillera' para exponerle a todos los integrantes del grupo guerrilleros los diferentes puntos acordados. 

Rodrigo Londoño, alias 'Timochenko, fue uno de los primeros en anunciar la noticia: "Estamos a las puertas de importantes anuncios que nos acercan al acuerdo final #VamosPorLaPaz", escribió en su cuenta de Twitter. 

Acuerdo del cese al fuego

El pasado 23 de junio, el presidente Santos y el máximo comandante de las Farc, Rodrigo Londoño Echeverri, firmaron oficialmente el acuerdo del cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo y la dejación de armas que supondrá el principio del final de la guerra en la que ha estado inmerso el país por más de cinco décadas. 

El evento, contó con la asistencia del Secretario de la ONU, Ban Ki-Moon y los presidentes de Chile, Venezuela, República Dominicana, El Salvador y Cuba, y se dio luego de tres años, siete meses y cuatro días de diálogos y dos momentos críticos que hicieron tambalear el proceso: el secuestro  del General Rubén Darío Alzata Mora (16 de noviembre de 2014 ) y la acción militar de las Farc que dejó a 11 soldados muertos (15 de abril de 2015); las delegaciones lograron llegar a un consenso en el  punto tres, uno de los más complejos de la agenda trazada  desde el 26 de agosto de 2012.

Puntos acordados

El 26 de mayo de 2013 concertaron el primer tema  referido al desarrollo agrario integral, en el que sentaron las bases para la transformación  del campo y las condiciones de bienestar  para la población rural.  Erradicación de pobreza rural extrema y la disminución en 50% de la pobreza en el campo en un plazo de 10 años, promoción de la igualdad y el desarrollo de la agricultura campesina, familiar y comunitaria, está entre lo pactado. El segundo punto, que contempla la participación política de los guerrilleros  se  concretó el 8 de diciembre de 2013 y en el se dejó sentado que se requiere fortalecer la participación de todos los colombianos en política, así como los mecanismos para promover transparencia en los procesos electorales y facilitar la creación  de nuevos partidos. 

El punto cuatro: solución al problema de las drogas ilícitas, firmado el 16 de mayo de 2014 tiene como objetivo darle solución  definitiva al problema. Para ello se acordó, promover la sustitución voluntaria de los cultivos de uso ilícito y la transformación de los territorios afectados, bajo un enfoque de salud pública e intensificando la lucha contra el narcotráfico. Finalmente, el punto quinto de víctimas, que se centra en el reconocimiento de las mimas y la verdad, busca reparar los derechos de las personas afectadas por el flagelo del conflicto.

Solo falta el sexto punto  relacionado con implementación, verificación y refrendación. Este último aspecto se haría por vía del mecanisno de plebiscito, el cual se está estudiando actualmente en la Corte Constitucional.

Siguiente paso: el plebiscito

Una vez se de a conocer el acuerdo final, el presidente Santos convocará al plebiscito. De acuerdo con una encuesta realizada la semana pasada por Gallup, la mayoría de los colombianos que votarían en el plebiscito por la paz apoyarían los acuerdos entre el Gobierno y la guerrilla de las Farc para poner fin al conflicto armado. 

Y es que de 49,1% de las personas que están decididas a votar en la consulta o probablemente lo harán, 67,5% aprobaría los acuerdos y 32,5% los rechazaría. 

Del total de 1.200 personas encuestadas por Gallup, 20% dijo que definitivamente no asistirá a las urnas, 8,4% probablemente no lo hará y 18,4% aún no sabe. La encuesta tiene un margen de error de +/- 5 puntos porcentuales y una confiabilidad de 95%.

Para que se ponga punto final a la confrontación por más de medio siglo, serán necesarios 4,5 millones de votos, 13% del censo electoral, y que se definirá por mayoría simple.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.