Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Paulo Andrés Durán G. - pduran@larepublica.com.co Sábado, 18 de julio de 2015

Una pelea de pesos pesados fue la que se registró en los despachos de la Superintendencia de Industria y Comercio.

The Ritz-Carlton Hotel Company logró registrar la marca Ritz-Carlton en clase 43 de Niza  pese a la oposición de Promotora Apartamentos Dann, poseedora de las marcas Dann Carlton y Hoteles Dann Carlton. 

La contienda fue palpitante, pues el primer round, lo ganó la opositora. La Dirección de Signos Distintivos le concedió la oposición alegando que la marca solicitada contenía la expresión Carlton, término que produciría que los consumidores confundieran o asociaran las marcas.

Por esa razón, a The Ritz-Carlton Hotel Company le tocó llevar el pleito a segunda instancia en la que según Juan Carlos Uribe, socio de Triana, Uribe & Michelsen y bufete que representó a la solicitante, el registro no fue nada fácil.  “Desde 2002 queríamos proteger la marca en el país, pero la SIC nunca aceptaba, pues manifestaba que los usuarios asociarían las marcas por la expresión Carlton”, dijo Uribe.

Pese a ello, volvieron a solicitar el registro marcario haciendo énfasis en dos temas.

La tradición y notoriedad de la marca. “Carlton es una marca de hoteles de lujo londinense que se unió al signo Ritz de París en el siglo XIX. De ahí surgió Ritz-Carlton. Dann, la sociedad colombiana, anexó Carlton para agregarle sofisticación a su cadena. Sin embargo, la tradición de los hoteles es de nuestro apoderado”, destacó.

Sumado a eso, la marca solicitada cuenta con notoriedad mundial. “Lo que dijo la Dirección, en cuanto a que habrá confusión entre marcas es falso. Primero porque Ritz-Carlton, tiene un guión en medio que hace que el término no sea dividido, es decir, que en una visión de conjunto el consumidor comprenderá el signo Ritz-Carlton como un todo”, aseveró Uribe y agregó, “y segundo porque esta cadena de hoteles no es masiva sino de hiperlujo, es decir, los clientes que buscan este el hotel lo conocen y nunca se van a  confundir con Dann Carlton”, concluyó.

Por su parte, Jesús Méndez Bermúdez, socio de Wolf Mendez Abogados Asociados y apoderado de la opositora, declaró que la decisión de la SIC “fue desafortunada,  por cuanto es claro el derecho que le asiste con anterioridad a Promotora sobre la marca Carlton y sobre la marca Dann Carlton”.

Para Bermúdez, la Superindustria expuso que la expresión Ritz y el guión ofrecen distintividad a la marca solicitada frente a las marcas registradas, “desconociendo que Promotora tiene derecho exclusivo sobre la expresión Carlton y la marca Dann Carlton”, detalló.

Finalmente, el apoderado opositor ratificó, que pese a la decisión, “aun queda la posibilidad de acudir ante el máximo tribunal de lo contencioso administrativo a efectos de anular dicho acto”.

La SIC concedió el registro de la marca por un tiempo estimado de 10 años.