Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa Jueves, 24 de mayo de 2018

El juez Sexto Penal Municipal con función de Control de Garantías legalizó las capturas del director de Cardique, Olaff Puello Castillo, tres funcionarias y dos contratistas de esa entidad.

Siendo las 10:30 de la noche y luego de once horas de espera, el juez Sexto Penal Municipal con función de Control de Garantías legalizó las capturas del director de Cardique, Olaff Puello Castillo; de tres funcionarias de esta entidad: Katherine Martelo Fernández, Dalis Esther Herrera Vargas y Saray Cecilia Hernández Durán, y de los contratistas Bernabé Maldonado Maldonado y Freddy Javier Rodgers, en un caso adelantado por la Fiscalía tras la presuntas ilegalidades en la celebración de 220 contratos en 2016, que representarían un detrimento patrimonial por casi 28 mil millones de pesos en esta corporación.

En la legalización hubo contratiempos. Siendo las 11:12 de la mañana y luego de que la juez Tercera Penal Municipal con funciones de Control de Garantías, Yuris Ponce, identificara todas las partes en la sala, el apoderado de Katherine Martelo, David Sandoval, la recusó porque estaría impedida para conducir la diligencia de legalización y audiencias de imputación de cargos y de medidas de aseguramiento, por una investigación que avanza en su contra en el Consejo Superior de la Judicatura y en la que él representa a Edgardo Rafael Deulofeu, contraparte en el proceso disciplinario.

La togada aseguró conocer el caso y explicó que fue notificada de este el pasado 21 de marzo, pero que en esa fecha quien representaba a Deulofeu no era Sandoval Meléndez, sino otro abogado.

La jueza manifestó que no le notificaron sobre el cambio de representantes del señor Deulofeu, por lo que al tomar el caso no identificó ningún impedimento. Sin embargo, hizo una pausa para analizar lo expuesto, pero al retomar la diligencia decidió aceptar el impedimento y trasladarle el caso a otro togado de turno.

Nuevo juez

La audiencia se reanudó a las 3 de la tarde y esta vez conducida por el juez Sexto Penal Municipal con funciones de Control de Garantías, quien manifestó que no reconocía el impedimento y que dejaba en manos de un juez del circuito la decisión de si era él o la jueza tercera quien asumiera las riendas de este proceso.

Siendo las 5:30 de la tarde, el juez del circuito ratificó que el juez sexto era quien debería llevar las riendas del proceso judicial y una hora después se reanudó por segunda vez la audiencia con la intervención de la Fiscalía 87 Especializada en Delitos para la Corrupción, que contó con funcionarios enviados desde Bogotá para llevar el caso  de los presuntos ‘contratos fantasmas’.

La Fiscalía aseguró que las capturas del director de Cardique y las otras tres funcionarias de esta cartera se hicieron en las instalaciones de esta entidad el martes pasado, a  las 12:20 de la tarde, que la aprehensión de Bernabé Maldonado se realizó en el Edificio Gedeón, en el Centro, y la de Freddy Rodgers, en el barrio El Bosque.

La mayoría de los apoderados argumentaron que las capturas fueron ilegales, ya que los uniformados de la Dijín y los agentes del CTI que hicieron las aprehensiones entraron tanto a las instalaciones de Cardique y del Edificio Gedeón sin una orden de allanamiento, y que pese a que una de estas es una entidad pública, los operativos se hicieron entre las 12 del día y la 1 de la tarde, es decir, en un horario no laboral.

Por otro lado, la defensa del topógrafo Freddy Javier Rodgers aceptó que la captura fue legal y que las autoridades cumplieron a cabalidad con todos los procedimientos correspondientes, como la lectura de derechos, permitir que el aprehendido se comunicara con su abogado de confianza, entre otros aspectos.

Captura legal

La decisión del juez sexto fue declarar legales las capturas, argumentando que tanto un vigilante como una abogada de Cardique permitieron el ingreso de los uniformados a la empresa y los acompañaron al momento de la aprehensión, por lo que no era necesaria una orden de registro.

En el caso de Maldonado, la aprehensión se dio fuera de su oficina, es decir, en un espacio público y que para que esta se hiciera efectiva el vigilante notificó al indiciado de la presencia de los agentes.

Respecto a las horas de los operativos, el togado señaló que estas personas estaban en su tiempo libre, de almuerzo, y que no desempeñaban en ese momentos sus funciones.

Estas órdenes de captura fueron liberadas el lunes pasado por la juez tercera Penal Municipal con funciones de Control de Garantías, Yuris Ponce. Hoy continúan las diligencias con la audiencia de imputación de cargos.

Los delitos

A Puello Castillo se le imputarán los delitos de peculado por apropiación agravado por la cuantía, contrato sin cumplimiento de los requisitos legales, acuerdo restrictivo de la competencia y concierto para delinquir. A Katherine Martelo Fernández, subdirectora de planeación de Cardique; a Saray Cecilia Hernández Durán y Dalis Esther Herrera Vargas, supervisora de los contratos, les imputarán peculado, contrato sin cumplimiento de requisitos legales, acuerdos restrictivos de la competencia y concierto para delinquir.

A Bernabé Maldonado Maldonado, contador que habría participado en la articulación de contratos, le imputarán peculado por apropiación, contrato sin cumplimiento de requisitos legales, acuerdos restrictivos  de la competencia, concierto para delinquir y falsedad en documento privado.
Además, al topógrafo Freddy Rodgers se le imputarán peculado, concierto para delinquir y falsedad en documento privado.