Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Paulo Andrés Durán G. - pduran@larepublica.com.co Martes, 6 de septiembre de 2016

En el primer Foro de Asuntos Legales, Tim Girven, el editor de Legal 500 en la región y diferentes socios de los principales bufetes del país conversaron sobre la internacionalización del mercado legal y sus firmas; y llegaron a la conclusión, de que, los valores intangibles de un bufete se traducen en una institucionalización y cultura clara, los que los hará retener su talento y clientes. 

Durante, el panel ‘De compañías familiares a bufetes internacionales’, Borja Martínez Echevarría, socio de Pérez + Partners, dijo que la nueva realidad del mercado exige una profesionalización de la gestión del derecho para poder ganar la batalla de retención del mejor talento. 

Por su parte, Carlos Urrutia, socio senior de Brigard & Urrutia, dijo que los planes de carrera son esenciales para vincular a gente talentosa, que busque mejorar sus competencias para avanzar. De esta forma, no solo se cuenta con los mejores abogados en cada área; sino que se compite con las demás firmas. 

Los panelistas

Bernardo Cárdenas 
Socio de Dentons Cárdenas & C
árdenas
Cárdenas expresó que su firma empezó como una empresa familiar; sin embargo, desde hace un tiempo, se quisieron desprender de ese rol y para ello, tenían que dar el siguiente paso para no perder presencia en el mercado legal colombiano. Así fue como se fusionaron con Dentons, la firma con más abogados del mundo tras su unión con la china, Dacheng. “Para tener grandes cambios debíamos tomar decisiones, más si se tiene en cuenta que las grandes compañías e inversionistas buscan firmas que le prestan asesoría en todos los países en los que tienen sus negocios”, expresó. El abogado agregó que con las ventajas que les dio Dentons pueden reclutar mejor talento.

Carlos Urrutia 
Socio de Brigard & Urrutia

Para Carlos Urrutia, socio senior de Brigard & Urrutia, las firmas deben crear un camino para vincular a las personas que tengan la aspiración de llegar a ser socios y líderes. “Todo eso implica una serie de compromisos como tener una plataforma administrativa y un plan de carrera que invite a los jóvenes talentosos a hacer parte de la compañía y tener la motivación de progresar”, dijo Urrutia. Para quien, ese aspecto, al igual que el sistema de remuneración, debe ser claro con el fin de forjar una cultura y unos valores comunes que la diferencien el bufete de los demás del mercado cada vez más dinámico e internacionalizado.

Borja Martínez Echevarría
Socio de Pérez+Partners
Para el socio de Pérez+Partners, la institucionalización de un bufete se da cuando este es más importante que sus abogados, es decir, los valores de la firma son más relevantes que sus socios fundadores. Así mismo, para Martínez Echevarría, la comunicación interna y externa de cara a sus abogados es esencial para tener una cultura clara que la diferencie de las demás y le dé un plus en un mercado tan competitivo, debido al aterrizaje de cada vez más firmas internacionales.

Álvaro Mendoza  
Exdecano de la Facultad de Derecho y ciencias políticas de la Universidad de la Sabana

Conforme con Mendoza, las firmas familiares como las internacionales tienen diferencias notables. “Las firmas familiares prestan una asesoría inmediata y personalizada, mientas los bufetes grandes e internacionales tienen diferentes prácticas ligadas a sus estándares”, expresó el exdecano de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de la Sabana. Finalmente, Mendoza agregó que es necesario que los nuevos abogados salgan con una formación ética sólida para afrontar los retos del posconflicto.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.