Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa miércoles, 28 de marzo de 2012

Colombia destina al año $40 billones de pesos para atención en salud. Esta cifra es la tercera más alta en América Latina y el Caribe, no obstante, no se ve reflejada en la atención a la población, dijo el procurador, Alejandro Ordóñez, quien agregó que eso último es producto de un inadecuado manejo de los recursos, la falta de control y de vigilancia y la corrupción, entre otros factores.

Así lo reveló una investigación de seguimiento a las finanzas del sistema general de seguridad social en salud que realizó la Procuraduría en coordinación con el Programa de Derechos Humanos Usaid y el Centro de Proyectos para el Desarrollo de la Universidad Javeriana.

Ordóñez explicó que esos $40 billones son recursos superiores a los que gasta Japón, España, Italia e Inglaterra. 'Son suficientes recursos. Si se utilizaran bien tendríamos que tener uno de los mejores sistemas del salud del mundo, pero desafortunadamente existen falencias'. Consideró que no se puede hacer un recuento de cuánto de ese dinero se pierde por corrupción, pero señaló que es 'claro que muchas personas se han enriquecido con el actual sistema'. 'Es necesario repensar el sistema de la salud en Colombia, sin regresar a los errores previos a la ley 100 (…) Hay unas fallas estructurales que está sintiendo el pueblo colombiano y que se deben corregir prontamente', agregó.

El informe de 120 páginas identificó problemáticas en cinco áreas generales.

1.Problemas en regulación: el informe señala que el alto número de decretos, resoluciones y circulares que no solo son a veces contradictorias sino que generan confusión e incertidumbre. Un ejemplo es que entre 1993 y 2010 se generaron 630 normas que pretendían regular la operación del sistema.

2.Problemas de financiamiento: la cantidad de acciones de tutela de la ciudadanía para el acceso al derecho a la salud podría convertirse en el futuro en uno de los motivos de desequilibrio financiero. Otro aspecto son los recobros por eventos no POS que habrían aumentado porque no se ha hecho una adecuada actualizaciones de los planes de beneficios.

3.Problemas de prestación de servicios: deficiente actualización de personal, malas condiciones de infraestructura, dificultades para hacer cambios en el perfil epidemiológico de la población.

4.Problemas de aseguramiento: la 'función de asegurador de las EPS ha estado en entredicho, en la medida en que estas instituciones se han limitado a la intermediación financiera y no han logrado generar una conciencia de aseguramiento entre sus afiliados y el personal de salud'.

5.Problemas de salud pública: 'el deterioro de los programas de vacunación infantil, de las programas de control de malaria, dengue y otras enfermedades tropicales, así como el desmantelamiento de los programas de diagnóstico son ejemplos del descuido de las entidades públicas.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.