Natalia Betancur Cadavid Viernes, 30 de septiembre de 2016

Una Colombia en paz es el lugar ideal que todos nos imaginamos y aunque sabemos que no es fácil conseguirla, confiamos que no es imposible. La mayoría estamos dispuestos a hacer hasta lo imposible para que esto funcione, tenemos claro que no es un proceso fácil ni mucho menos un posconflicto sin contratiempos; sin embargo, debemos estar dispuestos a ayudar y hacer un esfuerzo para aprender a convivir con los otros. Pensar menos en nosotros mismos y más en los demás, en cómo podemos hacer de Colombia un lugar donde no importa de dónde vengas o lo que hayas hecho, sino donde simplemente prime el bien común.

El año 2016 es histórico para Colombia, donde espero que podamos seguir adelante y comenzar un nuevo capítulo en la historia de nuestro país, donde todo colombiano debería comprender que la venganza no es una solución ni una salida al problema, por el contrario, necesitamos ser capaces de perdonar y darnos cuenta que el perdón es necesario. Aunque sabemos que no es algo que se pueda cambiar de la noche a la mañana, Colombia necesita superar el pasado y concentrarse en el futuro, en un país donde todos podamos ser libres, visitar nuestro hermoso territorio por completo sin tener que tener miedo de que algo malo nos va a pasar, de poder conocer nuestros parques y reservas naturales sabiendo que vamos a estar protegidos.

Para la sociedad actual son muy significativos los cambios que este proceso lleva consigo, ya que no solo el contexto socioeconómico del país mejorará sino también la seguridad. Se espera que la situación de seguridad mejore de tal manera que todos podamos estar libres y en paz al estar en cualquier lugar de Colombia. Logrando el objetivo del proceso no solo los jóvenes, sino que considero que los colombianos en general, nos sentiríamos más tranquilos.

Llegar a una solución inmediata es imposible, por esto todos debemos estar dispuestos a enfrentarnos a un proceso con paciencia y perseverancia e intentar que a pesar de la polarización de opiniones todos podamos entender la importancia del perdón. 

Colombia es un país que está dispuesto a buscar el desarrollo humano y no se dará por vencido por unas cuantas personas que así no lo quieran, por esto pienso que debemos esmerarnos en mejorar la educación para así tener un desarrollo positivo en seguridad e infraestructura para seguir potenciando nuestra economía. También es muy alentador saber que no solo contamos con el apoyo interno, sino también con el internacional.

Creo que una Colombia en paz es lo mejor que nos puede pasar, no solo porque nos da tranquilidad sino también porque hace que nuestro país se vuelva un ejemplo a seguir para el mundo. Una Colombia en paz es una sociedad que está dispuesta a dejar atrás el sentimiento de venganza, más bien nos hace una sociedad dispuesta a perdonar y seguir adelante sin rencor ni arrepentimientos.