Natalia Cubillos Murcia - ncubillos@larepublica.com.co Martes, 1 de marzo de 2016

La encuesta, aplicada entre el 19 y el 29 de febrero, muestra que ocho de cada diez encuestados consideran que la economía va empeorando; siete de cada diez creen que la situación en el país no va por buen camino y hoy la tendencia sobre la mayor preocupación ha tomado un camino distinto y al parecer el gran dolor de cabeza está en el bajo poder adquisitivo.

Lea: Descargue el archivo de la encuesta Gallup Poll

La percepción de desaprobación del presidente Juan Manuel Santos es la más alta de sus dos periodos con 69%, tras la obtenida en junio de 2013 de 71%.

Tal vez el peor indicador se encuentra en la calidad de vida, pues 94% de los consultados consideró que este indicador está empeorando, cifra récord desde 2008.

Óscar Rodríguez, del Centro de Investigaciones para el Desarrollo (CID) de la Universidad Nacional de Colombia, aseguró que en la entidad coinciden con  los resultados, “porque no solamente estamos viendo que se está deteriorando el panorama económico, sino que se va a deteriorar aún más”.

Que 72% de los encuestados consideren que el desempleo va empeorando confirma el dato que arrojó el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) en el que se muestra que la tasa llegó a 11,9% en enero. “Eso, en términos sencillos, significa que las familias están siendo afectadas en sus ingresos y, por lo tanto, más miembros de esa familia salen a buscar empleo y no lo encuentran”, agregó Rodríguez.

La protección a la niñez y a la vejez tampoco pasan por un buen momento: en el primer caso, 51% cree que está empeorando y 60% mantiene esta tendencia en la tercera edad.

Y desde agosto de 2014, las perspectivas sobre el agro no pasaban un momento de pesimismo tan alto como hoy (57%), y el avance en la lucha contra la pobreza también cuenta con una alta opinión negativa (63%). Esto le pasa la cuenta de cobro al ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas y a Aurelio Iragorri, de Agricultura.

Con una posición más moderada, Stefano Farné, director de Observatorio Laboral de la Universidad Externado, aseguró que las cosas, si bien han empeorado, no quiere decir que no puedan cambiar de rumbo.

“El ambiente económico pudo haber empeorado pero eso no significa que estemos en una situación catastrófica (…) Ahora, el hecho es que la situación podría ser más grave y no veo alguna razón para decir que se pueda mejorar en el corto plazo”.

Primeros días de los alcaldes
La cara amable del informe la dan los nuevos alcaldes, posesionados el primero de enero de este año. Federico Gutiérrez, candidato independiente (y ahora alcalde) de Medellín, tiene la mejor nota y sacó la menor desaprobación de los últimos diez años, en 8%, y una aprobación de 78%.

En los primeros días, Maurice Armitage logró cambiar la tendencia de su antecesor, Rodrigo Guerrero en Cali, quién terminó con una desaprobación de 58%, mientras que el empresario logró una aprobación de 69% contra 19%.

Alejandro Char sigue en la tendencia del éxito de Elsa Noguera en Barranquilla, aunque le sacó amplia ventaja alcanzando 86% de aprobación contra 9% de desaprobación. En Bucaramanga, también cambió el ánimo de los ciudadanos y Rodolfo Hernández logró una aprobación ciudadana de 79%, frente a 10% de sus contradictores.

Y en Bogotá, donde se pedían más cambios, sorprende que  Enrique Peñalosa no ha logrado cambiar la cara de la ciudadanía pues tiene 55% de desaprobación contra 35% de aprobación.

Ministros
La imagen de los ministros se ha visto impactada por la situación económica. Mauricio Cárdenas, ministro de Hacienda, tuvo un cambio de tendencia en la opinión favorable y hoy 15% de los encuestados tienen una imagen desfavorable, frente a 12%. Aurelio Iragorri tiene la misma situación de 17% frente a una imagen favorable de 12%.

Las opiniones

Óscar Rodríguez
Investigador de la Universidad Nacional

“No es que sea uno como analista pesimista, lo que sucede es que los indicadores macroeconómicos están diciendo que estamos llegando a un nivel de crisis bastante fuerte”.

Stefano Farné
Director de Observatorio Laboral de la Universidad Externado
“La gente dice que las cosas están desmejorando y eso lo pueden ver con las cifras. Si la gente ve un aumento de precios (IPC), es evidente que el consumidor note que la situación económica se haya deteriorado”.