Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Bloomberg Sábado, 17 de junio de 2017

Las tensiones aumentaron cuando una multitud de unas 100 personas se reunió por la tarde frente al edificio del concejo de Kensington y Chelsea, antes de que decenas de manifestantes irrumpieran en el vestíbulo del edificio, donde la policía formó un cordón para evitar que subieran, según imágenes transmitidas por BBC. 

Más tarde, la gente golpeaba con enojo las puertas de cristal ahora cerradas del vestíbulo.

Uno de los líderes de la protesta, que se identificó con las cámaras como Mustafa, llamó a la calma y leyó una declaración del Concejo dando algunas respuestas a las demandas de reubicación inmediata en el área y compensación financiera. Mientras tomaba un megáfono para hablar, se oía a los manifestantes gritando “no 17”, en referencia a un número de muertos proporcionado más temprano. Además, algunos vecinos han dicho que las autoridades están subestimando la magnitud de la tragedia.

Pese a los disturbios, la primera ministra británica, Theresa May, visitó a las personas que viven cerca del edificio que se incendió en Londres y tuvo que resistir el abucheo de los manifestantes.

Esto se sumó a las presiones que padece el gobierno británico, el cual quedó resentido después de las elecciones para formar gobierno.

En su intervención en la zona, May propuso una investigación y US$6,4 millones para las víctimas del incendio que carbonizó la obra.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.