Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Mateo Jaramillo - mjaramillo@larepublica.com.co Martes, 1 de octubre de 2013

Una organización de mujeres alemanas llamada Netzfrauen afirmó en su página virtual, que la empresa suiza Nestlé tiene patentes de algunos componentes propios del ser humano, como la leche materna y otros elementos corporales.

Netzfrauen, expresó en un comunicado su preocupación ante la protección de uso exclusivo de productos naturales, ya sean del hombre o del reino vegetal, para fines comerciales.

Este año, la organización alemana informó que Nestlé, una de las industria de agroalimentos más grandes del mundo, tiene 2.000 patentes de componentes de la leche materna.

Esta organización está en contra de que la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de EE.UU afirme que las células humanas son un fármaco. Además de los problemas éticos, afirma que este concepto puedan entrar en competencia de los productos registrados.

“Los pechos son de las mujeres y la leche que ellas producen les pertenece. Así como las personas tienen sus células madre y sus fluidos tisulares. Una compañía que concede patentes que se relacionan con la leche materna es sólo locura”, indica en el comunicado.

Para Netzfrauen lo más preocupante es que el material genético en la leche materna sea patentado para uso exclusivo y con fines comerciales. Afirman que la leche de las mujeres tiene proteínas, lactosa, carbohidratos, triglicéridos y la grasa de la leche.

Según afirma la Unicef, el calostro, primera leche que produce la madre después del parto, “protege a los bebés contra infecciones, enfermedades y es un laxante natural”. Así mismo, “garantiza el crecimiento, desarrollo e inteligencia del niño y fortalece el vínculo afectivo; y protege de enfermedades de la piel, desnutrición, obesidad, diabetes y deficiencia de micronutrientes”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.