Colprensa Martes, 6 de agosto de 2013

Definitivamente no se cambiarán las reglas electorales en el país para permitir que los partidos minoritarios alcancen el umbral de la votación. Estas reglas los obligan a superar, en marzo próximo, el 3% de la votación total. Es decir, más de 450.000 votos como mínimo.

Así se definió el lunes pasado durante una reunión que sostuvieron el ministro del Interior, Fernando Carrillo, con el presidente del Senado, Juan Fernando Cristo, y los representantes de los partidos, tanto de los que hacen parte de la mesa de Unidad Nacional, como de los minoritarios.

“Estuvimos discutiendo las distintas salidas pero lamentablemente hemos encontrado que frente a la oposición de una iniciativa de esa naturaleza de parte del Polo Democrático y la necesidad que una iniciativa así para tramitarse rápidamente tenga consenso político, llegamos a la conclusión que no podemos hacer reformas legales que permitan esas coaliciones entre los partidos para las listas al Congreso”, sostuvo el presidente del Senado al término de la reunión. Cristo aseguró que sería muy lamentable para la democracia que no quedaran partidos minoritarias ni de oposición, o eventualmente de apoyo al Gobierno, en el Congreso de la República.

“El argumento es que cambiar las reglas de juego tan cerca a las elecciones no puede ser una imposición de mayorías, tiene que ser un consenso entre todos los partidos y lamentablemente no lo hay con el Polo Democrático y por eso preferimos abstenernos de presentar una reforma en esas circunstancias”, indicó el senador.

Por su parte, el ministro del Interior, Fernando Carrillo, sostuvo que “para decirlo gráficamente es un tema grande salvar a los partidos pequeños, esa es la convicción del Gobierno y de todos los partidos de la Unidad Nacional”.

Según Carrillo “la alternativa que queda abierta para que los partidos que no pasen el umbral en las elecciones parlamentarias no pierdan la personería jurídica, sería un acto legislativo que se debe tramitar en el Congreso, que en términos de tiempo, consultada la Registraduría informalmente, sí podría ser viable en el sentido en que la pérdida de la personería jurídica es una sanción para los partidos que no pasen el umbral, y eso se daría mediados de junio, momento en que ya habríamos tramitado el acto legislativo”.

Carrillo insistió en que de tramitarse esa norma se debe dar con el consenso de todos los partidos políticos. Razón por la cual, se llevará a la mesa de Unidad Nacional, “en el caso particular de la no pérdida de la personería no estamos hablando de un cambio de las reglas de juego, simplemente excluyendo un efecto, el no paso del umbral y quedarían vivos para las elecciones de 2015”.

<>< br=""><>