Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Jaime Ardila Barrera Sábado, 12 de mayo de 2012

El proceso de nacionalización de la Empresa YPF por parte del gobierno Austral, ha generado en el mundo profundas inquietudes sobre el tema de la inversión extranjera.

Aquí es importante mirar los antecedentes sobre el modelo privatizador del llamado consenso de Washington, en donde Argentina fue el país que más 'avanzó' en ese tema a tal punto que se dolarizó su economía, se elevó su endeudamiento, y se determinó un déficit importante en la cuenta corriente de la nación.

El remedio ante semejante crisis, fue el contrario al aplicado en otras economías, en donde comenzó con el de renegociar la deuda, eliminando la dolarización, la devaluación del peso y otra serie de medidas macroeconómicas.

El resultado de esta fórmula ha permitido a este país, que sus cuentas externas tuvieran excedentes, su PIB aumentó en un 90% convirtiéndose en el país latinoamericano de mayor crecimiento y uno de los más altos del mundo.

De esta manera se corrigió el desequilibrio de la balanza de pagos y con ello el desempleo y la pobreza disminuyeron.

Ante esta perspectiva, en donde Argentina es de los pocos países del mundo que no controla sus recursos naturales, justifica que su presidenta con el apoyo de la inmensa mayoría de sus coterráneos nacionalizaran los activos de la multinacional española Repsol.

El gobierno les reprochó a los inversionistas españoles haber distribuido el 90% de las ganancias a sus accionistas, descuidando la reinversión de los mismos, de tal manera que la producción de hidrocarburos bajó un 20% desde el 2004 y como tal las importaciones energéticas se multiplicaron por veinte. Hoy Ecopetrol que todavía es de la nación, es la empresa que más utilidades le aporta al patrimonio público, por eso quienescritican esta medida que es tanto como decir que vendan

Ecopetrol, con el fin de que unos pocos extranjeros se enriquezcan con el sudor de los colombianos. Con esto Argentina está demostrando que las viejas fórmulas neoliberales que destruyeron la economía y pusieron a llorar a su pueblo,pero que con la intervención macroeconómica, el abandono de las políticas de FMI, el control sobre la banca central, la prioridad industrial y agrícola y la reversión de algunas privatizaciones se condujo a un mejor modelo de desarrollo en equidad,salvaguardando la soberanía nacional y con ello sus riquezas naturales.

El Director de Desarrollo de la Cepal, Oswaldo Kacep, considera que Latinoamérica está ante la disyuntiva de cambiar el modelo productivo o el de proporcionar al Estado de herramientas, como lo hace Argentina, para apropiarse de parte de las ganancias extraordinariasque generan las materias primas, como el petróleo, para distribuirlas mediante más gasto social, promocionando la productividad y el empleo, ante la limitación del modelo de mercado para estas tareas, es el momento de revisar los sistemas tributarios, que genere grandes pactos sociales y haga más eficiente a la nación, para la construcción de una nueva arquitectura estatal.

Me sumo a las palabras de dos autores cristianos, citados por el Dr. Juan Manuel López, que el conflicto entre la fe y la búsqueda de riqueza, aparecería cuando se pierde el vínculo entre ética y progreso económico y cuando se confunde este último con la felicidad, en este caso de un pueblo que quiere recuperar su riqueza, con el fin de que la misma contribuya a forjar una sociedad más igualitaria en progreso y democracia.

Antecedentes Hoy la compañía petrolera Ecopetrol, que todavía es de la Nación, es la empresa que más utilidades le aporta al patrimonio público. Por eso quienes critican esta medida en específico que es tanto como decir que vendan la empresa Ecopetrol, con el fin de que unos pocos extranjeros se enriquezcan con el sudor de todos los colombianos.

 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.