Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa Jueves, 29 de agosto de 2013

La excanciller de la República, Noemí Sanín, alertó sobre la delantera que tomó Nicaragua de interponer, ante organismos internacionales, acciones para que se le reconozca la parte de Sea Flower que considera le corresponde, luego del fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, que le otorgó parte del mar territorial que pertenecía a Colombia en el Caribe.

De acuerdo con Sanín, Colombia debe interponer cuánto antes demandas extraordinarias de interpretación y revisión ante dicha instancia “tendientes a mantener los derechos soberanos que históricamente ha venido ejerciendo en nuestro Mar Caribe”.

Para la excanciller, Nicaragua tomó nuevamente la delantera en este conflicto limítrofe al solicitar ante la Unesco el reconocimiento de parte de la Sea Flower a la que considera que tiene derecho.

En 2001, este mismo organismo internacional declaró el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina como Reserva de Biósfera marina “Sea Flower”. Ahora Nicaragua está reclamando su parte en esta reserva.

Sanín también exhortó al Gobierno Nacional para que no aplace las acciones jurídicas a tomar pues considera que “las vías de hecho de Nicaragua pueden llegar a afectar las buenas relaciones que siempre han distinguido a los dos países y a poner en riesgo la defensa de nuestro mar”.

Entre tanto, la excanciller anunció que aceptaría la invitación del Partido Conservador de exponer esta tesis sobre el conflicto con Nicaragua, haciendo un aporte netamente académico pues “las decisiones a tomar respecto del fallo de la Haya, son del exclusivo resorte del Gobierno Nacional”.

La decisión de Sanín se produce luego de que el Partido Conservador anunciara este miércoles que adelantará una moción de censura en contra de la Canciller, María Ángela Holguín, por su responsabilidad en la pérdida de soberanía sobre una porción de mar territorial en el litigio con Nicaragua.

La bancada del Partido Conservador anunció hace dos días la iniciación del trámite legislativo que llevaría a enfrentar un proceso de moción de censura a la ministra de Relaciones Exteriores. Según el representante, Carlos Augusto Rojas, “estamos convocando un debate de control político a la canciller para que declare cuál es la real situación que estamos viviendo con respecto al fallo de La Haya”.

 

 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.