Melisa Echeverri - mecheverri@larepublica.com.co Jueves, 3 de marzo de 2016

Este crecimiento no es gratuito, ya que las empresas que ofrecen  té han invertido numerosos recursos para posicionar  sus marcas. Algo que, en el caso de Mr. Tea significó que fuera el segundo puesto entre las marcas más recordadas de té en Colombia, de acuerdo con estudios realizados por Invamer Gallup. En el proceso fue confirmado su calidad de marca notoria, máxima protección para un signo distintivo.

Este fue uno de los motivos que expuso la apoderada de Postobón, Luz Clemencia de Páez para refutar el registro de la marca Jardín Tea, solicitado por Alimentos El Jardín S.A.

La compañía presentó la marca para identificar ‘bebida con té’, incluidas en la clase 32 de la Clasificación Internacional de Niza.

Ante la solicitud, la abogada presentó una oposición porque el signo solicitado se asemeja visual, fonética y conceptualmente a Mr. Tea. En especial, en lo relativo a los colores y tipografía. Las marcas identifican los mismos productos, lo que implica que estén en un mismo sector del mercado y sean destinadas a cubrir una misma necesidad. De Páez hizo énfasis en que la marca en cuestión era notoria.

En primera instancia, la Dirección de Signos Distintivos declaró que las marcas no se parecían, ni eran susceptibles a crear confusión y puntualizó que en el aspecto visual presentan coincidencias que no son un problema para la distinción de las marcas. De igual manera, las pruebas de notoriedad no bastaron porque no demuestan “el reconocimiento del producto en el mercado”. Por lo que aprobó el registro de  Jardín Tea. La solicitante apeló y presentó un estudio de Euromonitor, según el cual Mr. Tea representa 54% del mercado de las bebidas embotelladas de té.

El superintendente delegado para la Propiedad Industrial , José Luis Londoño, revocó la decisión y negó la marca. “Como Mr. Tea es un signo notorio, que merece una protección especial, y  es muy recordado por el consumidor, se genera un riesgo por la similitud en el diseño gráfico de las marcas”. Lo mismo opinó Carmen Julia Monroy, de Wolf Méndez Abogados, quien aseguró que  “la posición y el color de los elementos que conforman las marcas, también dan para inferir que el consumidor puede ser inducido a error”.

Los 111 años
Postobón lleva poco más de 111 años en el mercado de bebidas en Colombia. De acuerdo con  la Organización Ardila Lülle, cuenta con un portafolio de más de 35 marcas y 250 referencias que son vendidas por la compañía.

Además, tiene 66 puntos de producción y distribución, en los que trabajan poco más de 12.000 personas.

Carlos Amaya
Socio de Amaya Propiedad Intelectual

“La letra y color de la denominación Jardín Tea puede inducir al consumidor a asociarlo con Mr. Tea, y por ende, a creer que tienen el mismo origen empresarial”.