Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co domingo, 26 de mayo de 2019

Este nuevo episodio de pruebas contra el general se da una semana después de que el New York Times informó que Martínez Espinel ordenó a las tropas duplicar el número de guerrilleros que matan.

Este fin de semana el diario Washington post publicó un artículo en el que asegura que han surgido nuevas pruebas que vinculan "al jefe del ejército colombiano con el supuesto encubrimiento de asesinatos de civiles hace más de una década".

De acuerdo con ese medio de comunicación, serían nuevos documentos proporcionados a The Associated Press (AP) por una persona cercana a la investigación que se viene adelantando por las ejecuciones extrajudiciales. Estos nuevos expedientes salen a la luz publica en medio de que, según Washington Post, "el general Nicacio Martínez Espinel enfrenta una creciente presión para que renuncie por las órdenes que este año dio a las tropas para intensificar los ataques en lo que algunos temores podrían allanar".

Ese diario detalla que si bien Martínez Espinel ha dicho que "no tenía idea" de si había realizado los pagos, hay nuevos documentos de la Fiscalía en los que se muestran "que Martínez Espinel en 2005 aprobó al menos otros siete pagos cuestionables. Los documentos fueron proporcionados a la AP por alguien en condición de anonimato porque temen represalias".

"Algunas de las recompensas, que nunca superaron los $500.000, fueron para supuestos informantes cuyos nombres e identificaciones no coincidían. En dos casos, los investigadores judiciales encontraron que el verdadero beneficiario era el soldado Oscar Alfonso Murgas, quien sería condenado a 40 años por su papel en un tercer asesinato civil no relacionado. Un destinatario oculto fue un ex comandante paramilitar condenado a 15 años por extorsión", sostiene ese periódico en un artículo de este fin de semana.

Otra de las inconsistencias que muestra el diario es que en dos ocasiones Martínez Espinel respondió por información que condujo a los combates que los mismos documentos muestran que tuvieron lugar días después. "Tal fue el caso de un pago realizado el 17 de mayo de 2005 a un informante no identificado y que lleva la firma de Martínez Espinel. El pago se refiere al combate con supuestos guerrilleros el 20 de mayo, tres días después, en el que se informó que un hombre "sin nombre" no identificado murió con una granada y una pistola", resaltó el medio.

Este nuevo episodio de pruebas contra el general se da una semana después de que el New York Times informó que Martínez Espinel ordenó a las tropas duplicar el número de guerrilleros y delincuentes de izquierda que matan, capturan o obligan a rendirse en combate. 

Aunque el Gobierno Nacional ha negado este tipo de hechos, en los últimos días esta situación se ha acrecentado. Incluso, la situación parece empeorarse ahora que Néstor Humberto Martínez renunció al cargo de Fiscal General de la Nación hace unos días.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.