Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

viernes, 18 de febrero de 2022

Según la entrega más reciente de la encuesta de percepción realizada por Invamer, la opinión favorable sobre este cayó a 13%

Esta semana se dieron a conocer los resultados del sondeo de percepción realizado por Invamer para el mes de febrero que, entre otros aspectos, preguntó a los encuestados sobre su opinión respecto a algunas entidades judiciales, categorizando las respuestas entre favorables y desfavorables.

Así, se evaluó la percepción sobre el sistema judicial colombiano, que no solo aumentó en opiniones desfavorables, pues subió de 78% a 80% frente a diciembre, sino que además cayó cuatro puntos en opinión favorable y esta se ubicó en solo 13%. En los últimos dos febreros la favorabilidad no fue tan cambiante; en el de 2020 esta fue de 12% y en 2021 tuvo un ligero avance hasta 16%.

Este comportamiento se puede explicar si se observa con más detenimiento a algunas de las entidades que conforman el sistema. Por ejemplo, la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), pese al trabajo que realiza sobre esclarecer los hechos del conflicto armado en el país, mantiene una imagen desfavorable por encima de 50%, y se ha mantenido prácticamente invariable desde 2018.

Por su parte, la Corte Constitucional cada vez más se aleja del punto de equilibrio, pues su desfavorabilidad creció y su favorabilidad bajó, a 62% y 25%, respectivamente.

Si se compara el histórico de percepción de Invamer desde el año 2000, esta es la cifra más baja de imagen favorable para la Corte en más de 20 años. La última vez que la entidad registró una percepción más favorable que desfavorable fue en agosto de 2020. Sin embargo, para Juan Manuel Charry, abogado constitucionalista, el problema de la Corte comienza mucho antes, desde la reelección de Juan Manuel Santos, porque, desde entonces, habría mostrado una predisposición a un sector político, manifestando su apoyo al Acuerdo de Paz. “Cuando una entidad toma decisiones a favor de uno y en contra de otro, pierde credibilidad”, sentenció.

LOS CONTRASTES

  • Juan Manuel CharryAbogado constitucionalista

    “La reelección presidencial afectó la composición de la Corte, porque el diseño institucional tenía la lógica del Gobierno de turno. Eso ha hecho que la Corte Constitucional pierda el equilibrio interno”.

  • Iván CancinoAbogado penalista

    “En lo personal, creo que la Corte Suprema de Justicia, aún con fallas, especialmente en la interpretación del sistema acusatorio que la ha perjudicado en su desarrollo, sigue siendo independiente y valiosa”.

  • Juan José CastroAbogado penalista

    "La impunidad es el principal problema de la justicia. Cada vez es más difícil y lento poder aspirar a que la justicia resuelva los asuntos de las personas. Además la Rama ha sido golpeada por la corrupción".

Este caso parece aplicar, también, para la Corte Suprema de Justicia, la cual, manteniendo la tendencia general, también redujo su percepción favorable al pasar de 21% a 18% entre diciembre y febrero. A su vez, la opinión desfavorable escaló de 70% a 72% en este último bimestre.

Para Iván Cancino, abogado penalista, uno de los motivos para la mala imagen de la Corte Suprema es que esta cumple “funciones electorales y, además, sale públicamente a debatir sus decisiones”, por lo que su percepción general se ha visto perjudicada.

Estos resultados, entonces, demuestran que la credibilidad de la Rama Judicial está comprometida. Según el penalista Juan José Castro, “la carencia de recursos, la falta de infraestructura y discusiones inertes” alejan la justicia de la ciudadanía.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.