Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Alejandro Valencia Lunes, 10 de septiembre de 2018

La guerrilla le solicitó al Gobierno buscar una salida negociada al conflicto armado pero sin poner condiciones de manera unilateral

Luego de que el presidente de la República anunciara públicamente unas condiciones indispensables para retomar los diálogos de paz con el Ejército Nacional de Liberación (ELN), en las que exigió la suspensión absoluta de las actividades criminales, empezando con la liberación de todos y cada uno de los secuestrados, la guerrilla reaccionó negativamente a los requerimientos del mandatario.

Al respecto mantuvieron su intención de buscar una salida negociada al conflicto armado, pero rechazaron las condiciones exigidas, las que calificaron de inaceptables y unilaterales. En palabras exactas del ELN: “Al desconocer ustedes los acuerdos hechos con el Estado y colocar unilateralmente condiciones inaceptables, están cerrando esta mesa, acabando el proceso de diálogos y los esfuerzos hechos desde hace varios años por el ELN, la sociedad, el Gobierno anterior y la comunidad internacional”.

En su comunicado oficial manifestaron su descontento por ser tratados como un simple grupo que comete actividades criminales, pues consideran como un error que desconozcan la existencia de las ‘Fuerzas Rebeldes’, que tendría como resultado acabar con las posibilidades de conseguir la paz definitiva. No obstante, expresaron su voluntad de estar dispuesto a realizar ajustes sobre lo acordado con el expresidente Juan Manuel Santos.

Adicionalmente, dijo el ELN: “Nosotros persistiremos en este proceso de diálogo; nuestra delegación sigue activa y a la espera de su continuidad. Seguiremos buscando salidas y opciones de paz… Es claro que en este propósito no estamos solos. Esa es la decisión de una parte importantes del país y de la mayoría de la sociedad, que cada vez más se compromete con la causa de la paz y los cambios”.

Por otra parte, con respecto a los secuestrados, según informó Colprensa, el ELN dice que tratará de liberar a los ciudadanos privados de la libertad que están en Chocó. Sin embargo, advirtieron que, con las Fuerzas Militares al mando de las liberaciones humanitarias, el procedimiento es mucho más difícil con los uniformados secuestrados en Arauca y Chocó, pues consideran esto como un riesgo para las vidas de los secuestrados.