Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Esteban Feria jueves, 8 de julio de 2021

Lloreda fue acusado por tortura agravada y homicidio agravado, aunque tuvo una reducción en su pena tras colaborar con la justicia

Tras un preacuerdo aprobado por el juez octavo especializado de Bogota, el expatrullero de la Policía, Juan Camilo Lloreda, aceptó y reconoció su responsabilidad en el asesinato del ingeniero y estudiante Javier Ordoñez la noche del pasado 8 de septiembre, crimen por el que fue condenado a 20 años de prisión.

Lloreda fue acusado por los delitos de tortura agravada y homicidio agravado, aunque tuvo una reducción en su pena tras colaborar con su testimonio en las investigaciones de la Fiscalía, que lograron vincular otros uniformados que habrían participado del asesinato.

El acusado se comprometió a realizar un acto de reparación a las víctimas afectadas, en donde deberá pedir perdón públicamente a la familia de Ordoñez y reconocer su equivocación al haber sometido y violentado a la víctima.

El dictamen de necropsia emitido por el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses demostró que Ordoñez fue atacado con severidad y los golpes que recibió fueron los causantes de su muerte.

“Por acuerdo de las partes se tendrá en cuenta la máxima condena por el delito de homicidio, fijado en 240 meses de prisión y una multa de 1.500 salarios mínimos”, comentó el juez en la audiencia.

Pese a que en octubre, Lloreda se declaró inocente en la audiencia de imputación, luego la Fiscalía demostró por medio de declaraciones de testigos y videos e imágenes aportadas, la responsabilidad del expatrullero en la muerte del ingeniero.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.