Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa martes, 5 de febrero de 2013

La defensa del exministro Fernando Londoño Hoyos solicitó a la juez 25 penal de conocimiento de Bogotá, que precluya el proceso que se adelanta en contra de su representado por injuria agravada, luego de que fuera denunciado penalmente por Sandra Castro, quien fuera coordinadora nacional de la Unidad de Derechos Humanos de la Fiscalía.

Durante la solicitud planteada por el abogado Jaime Lombana, quien defiende los intereses del exministro y conocida en exclusiva por LR, éste señaló que en siete oportunidades Londoño se ha retractado de las declaraciones entregadas en su programa radial donde se dijo que Castro había sido defensora del exparamilitar Ernesto Báez, lo que hacía que estuviera impedida para coordinar la Unidad de Derechos Humanos.

En su argumentación, Lombana leyó una de las rectificaciones hechas por el exministro en su programa, donde señaló que la funcionaria jamás fue abogada del exjefe de las autodefensas y que todo obedeció a la mala información entregada por una fuente. “Se afirmó que había sido abogada del paramilitar Ernesto Báez en la investigación que se adelantó por el homicidio del concejal de Puerto Boyacá Jairo Hernández. Pues bien, esa afirmación no es cierta, jamás la doctora Sandra Castro fue defensora de Ernesto Báez en proceso alguno. Ni nos consta que lo haya sido de algún otro paramilitar”, señalo Lombana.

Continuando con la retractación, el abogado narró otro de los partes del documento que busca resarcir el daño ocasionado a Castro. “En las fechas del 17, 18 y 19 de junio de 2009 realizamos afirmaciones relacionadas con la compra de testigos contra Fuerzas Militares por parte del grupo de fiscales que dirigía la doctora Sandra Castro, frente a lo anterior debemos rectificar esa afirmación para dejar claro que no es cierto que la doctora Sandra Castro comprara testigos contra miembros de la Fuerzas Militares”, aseguró.

Luego de leer el documento el abogado dijo que Londoño y su compañero de mesa de trabajo el periodista William Calderón, se equivocaron y cometieron un error como es normal de seres humanos. “Los seres humanos se equivocan y el doctor Londoño y el doctor Calderón son conscientes de que se equivocaron y que una fuente les dio una información no cierta”, aseguró el abogado. Lombana recalcó en su solicitud que su representado no actuó de mala fe y que solo ha querido reparar a la víctima.

Sandra Castro aseguró que no está de acuerdo en que el proceso contra Fernando Londoño se termine porque según ella no se ve arrepentimiento alguno en sus declaraciones.

Finalmente la determinación será tomada por la juez el próximo 10 de abril.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.