Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • Melisa Echeverri

viernes, 1 de julio de 2016

La compañía paisa representada por Nicolás Franco lleva apenas seis meses en el mercado de Medellín, pero presentó su marca mixta desde el año pasado, con el fin de  distinguir alimentos de las clases 29, 30 y 31 que incluyen carnes, cereales, café, granos, frutas, verduras, hortalizas, harinas, azúcar, entre otros.

Estos productos los comparten ambas empresas. La Huerta del Oriente S.A.S trabaja con servicios de alimentación institucional, por lo que comercializa comida empacada, mientras que la sociedad de Franco  ofrece vegetales listos para preparar.

Este punto en común fue una de las razones por las que se opuso La Huerta del Oriente S.A.S. A esto se sumó que comparten la expresión “La Huerta” y que el elemento gráfico era similar, según argumentó Natalia Barrera, representante de la opositora. 

De otro lado, la apoderada destacó que “es necesario tener en cuenta que la expresión “express” no es distintiva, en tanto es utilizada en muchos contextos empresariales para denotar que una marca existente identificará una línea de negocio más ‘ligera’ o con otro enfoque. Tal es el caso de “Carulla express, Éxito express, entre otras”.

Ante esto, la Dirección de Signos Distintivos encontró que efectivamente había semejanzas entre las marcas y aclaró que “si bien se trata de una expresión evocativa, no es de uso común ni necesaria para identificar productos de clases 29, 30 o 31, por lo que la incorporación de esta expresión en un signo resulta distintiva y excluyente para otros empresarios”. 

Asimismo, halló que había una relación entre los productos, pues ambas empresas manejan alimentos de las clases 30 y 31. De modo que, con dos factores en contra, se impidió el registro.

Franco alegó a la Superindustria que La Huerta del Oriente y La Huerta Express son signos conformados por términos de uso común y/o evocativos que no pueden ser objeto de monopolio”.

Además explicó: “nuestra marca le sigue con express como agilidad, listo para consumir, etc, y la marca de ellos es Oriente, siendo una palabra que transmite un lugar o una dirección, etc”.  

Para la Superindustria estos motivos no fueron suficientes, por lo que buscando prevenir al consumidor de creer que se trata de un mismo empresario que maneja ambas marcas y para evitar que los dos signos tuvieran en común los mismos canales de comercialización, divulgación y distribución, definió no conceder el registro y declarar fundada la objeción.

La compañía paisa aún cuenta con el chance de presentar su caso ante el Consejo de Estado. De acuerdo con su representante, piensan hacer los trámites para llegar a esa instancia.

Historia
En 1964 se fundó La Huerta del Oriente S.A.S en Fomequé, Cundinamarca, lugar en el que permanece su planta de producción. La empresa se encarga de elaborar y comercializar alimentos de larga duración, ya que su negocio consiste en proveer servicios de alimentación institucional en centros de salud, educación, casinos industriales, campamentos petroleros y mineros, aerolíneas y establecimientos penitenciarios. Sus principales productos son compotas, pulpas de fruta y comidas gourmet.

La opinión

Nicolás Franco
Representante de La Huerta Express

“La palabra huerta es genérica. Nuestra marca le sigue con ‘express’, para indicar agilidad, listo para consumir, etc, y la marca de ellos es ‘oriente’, una palabra que transmite un lugar o una dirección”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.