Colprensa Jueves, 8 de junio de 2017

La declaración se dio luego de conocer el informe del Mecanismo de Monitoreo y Verificación, donde se denunció que el pasado 9 de mayo un miembro de las Farc, en la zona veredal de Vidrí, Antioquia, intentó agredir sexualmente a dos niñas de 3 y 9 años de edad.

“Es importante que estas zonas se conviertan en un ejemplo de respeto por los derechos de nuestra infancia, pero especialmente, que se tomen claras medidas para evitar el desconocimiento de su dignidad y de sus derechos fundamentales”, precisó el procurador.

Carrillo invitó al presunto agresor, a que se entregue de forma voluntaria o en dado caso sea capturado por las autoridades, para que la justicia ordinaria sancione los hechos que bordearon el presunto abuso, ya que la conducta denunciada no es competencia de la Justicia Especial para la Paz.

El jefe del Ministerio Público solicitó al Mecanismo de Monitoreo y Verificación actuar rápidamente de la mano con la Policía Nacional, para dar con el paradero de las personas que atenten contra la integridad de los ciudadanos.