Vicepresidenta de la República

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

José David Castilla Jueves, 25 de abril de 2019

Situación en Bojayá preocupa a las autoridades

En el Encuentro por el Diálogo Social, organizado por la Procuraduría, varios entes de control se reunieron para discutir las políticas de resolución de conflictos que se deben propagar en los territorios más alejados del país. La jornada se llevó a cabo en el departamento de Antioquia y en ella se estipularon las claves para reducir la violencia nacional.

“Queremos un país con diálogo, con el derecho a la protesta, pero también donde todos los ciudadanos respeten la ley y tengan una actitud constructiva buscando la solución a los problemas”, aseguró la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez. También les recordó a los asistentes que una de las apuestas del Gobierno es la búsqueda de soluciones pacíficas.

Ramírez también le pidió a los ciudadanos utilizar el diálogo social por encima de la protesta social. “Al prevenir las protestas se evita que estas se conviertan y lleven a vías de hecho, algo que debemos diferenciar porque son dos manifestaciones y formas de disenso distintas (…) para evitar estas protestas, estamos yendo a las regiones a hablar con los distintos actores”, afirmó Ramírez.

Durante la jornada, la vicepresidenta también se refirió a la polémica que se desató en el Congreso de la República, luego de que se generara un enfrentamiento entre los dos máximo representantes de la política nacional. La vicepresidenta aclaró que “aquí no se vale decir que queremos un país mejor cuando simultáneamente se anda denigrando descalificando, calumniado”.

El procurador Fernando Carrillo también habló sobre esta situación y le pidió a los representantes de las bancadas políticas para que cesen con la polarización excesiva y se concentren en una construcción dialogada del país.

Un tercer actor que estuvo presente durante la jornada fue el defensor del pueblo, Carlos Negret. En su intervención aclaró que se tienen que aumentar los controles sobre las fuerzas delincuenciales que se han apoderado de distintos municipios del país.

Negret también denunció que en Bojayá, Chocó se está empeorando la situación de confinamiento. El defensor informó que “la situación en Bojayá es de confinamiento. Hay 40 comunidades confinadas con más de 8.000 personas”. Además anunció que para el jueves se tiene prevista una reunión para tratar el tema.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.