Paulo Andrés Durán G. - pduran@larepublica.com.co Miércoles, 16 de marzo de 2016

Fallo que dependerá del trabajo del equipo colombiano que defiende la soberanía nacional, el cual está conformado por la Canciller María Ángela Holguín,  los abogados internacionales Michael Reisman, Rodman  Bundy, Michael Wood, Tullio Treves, Matthias Herdegen, y el colombiano, Eduardo Valencia-Ospina.

Además del reconocido jurista  Carlos Gustavo Arrieta Padilla como agente y Manuel José Cepeda Espinosa como coagente. Arrieta a pocas horas del veredicto, conversó con AL sobre los principales temas del caso.

¿Qué se está jugando Colombia en La Haya?
Simplemente la definición de si la Corte Internacional de Justicia (CIJ) tiene o no competencia para estudiar de fondo las demandas que presentó Nicaragua en contra del país en 2012.

Por consiguiente, aquí no se está jugando ni la soberanía nacional ni un milímetro cuadrado del territorio marítimo de Colombia.

¿Qué pasa si la CIJ se declara incompetente y qué pasa si sucede lo contrario?
Si la Corte dice que no tiene competencia se terminarían los procesos; si, por el contrario, declara a favor de Nicaragua, empezaría a estudiar de fondo los casos, y por consecuente, un proceso que duraría entre dos y tres años.

¿Cuáles son los posibles fallos que puede dar el Tribunal?
Entendiendo que son dos demandas diferentes, hay muchos escenarios posibles. Puede ocurrir que el Tribunal decida que no es competente en las dos demandas, o que sí. O puede decidir que en una es competente y en la otra no.

¿Qué se espera?
Aunque no es fácil anticiparse, considero que Colombia tiene argumentos muy fuertes para sostener que la Corte no es competente en ninguna de las dos demandas. Sin embargo, desde nuestra perspectiva si la Corte asume competencia solamente en una de las demandas el país podría quedar muy tranquilo con el resultado. 

Es más, si el Tribunal no asume competencia sobre el tema de plataforma continental extendida, Colombia podría reclamar una victoria importante.

De las excepciones preliminares presentadas, ¿cuál considera que al ser la más sólida puede decantar el fallo a favor de Colombia?
Creo que todas las excepciones presentadas son sólidas, pues todas fueron muy bien estudiadas y desarrolladas cuando se plantearon. A tal punto, que cualquiera de ellas por sí sola podría interrumpir la competencia de la Corte.

Sin embargo, hay una excepción común en los dos procesos, la renuncia del Pacto de Bogotá con efecto inmediato, que es muy importante. 

En la demanda del supuesto incumplimiento, la excepción de ausencia de una controversia entre las partes, tal y como esta definido en el derecho internacional, es un punto a nuestro favor; y en la demanda de supuesta plataforma extendida, la excepción de ‘Cosa Juzgada’ es muy fuerte, ya que nosotros dijimos que la Corte ya se pronunció sobre esta materia cuando Nicaragua pidió que se declarara que tenía plataforma continental extendida en el año 2012.

¿Qué pretende Nicaragua con la ampliación de la plataforma continental?
Todos los países tienen derecho, de acuerdo con el derecho internacional, a una plataforma de 200 millas,  en algunos casos excepcionales cuando se dan unas circunstancias técnicas los países pueden tener hasta 350 millas. En este caso, Nicaragua, está reclamando esas 150 millas adicionales aduciendo que reúne las condiciones técnicas para que se le asigne esa plataforma continental extendida. 

¿Qué es lo peor que le puede pasar a Colombia?
Que la Corte se declare competente en los dos casos, se podría decir; aunque no necesariamente es lo peor; es importante que el país entienda que en este evento lo que pasa es que estamos comenzado de cero. 

Es decir, durante estos años lo que hemos hecho es debatir la competencia de la Corte, si la Corte decide que es competente pues comenzaríamos con los dos procesos de cero.

En caso de perder Colombia, ¿qué mecanismos utilizaría para no perder el caso en el proceso de fondo?

Como es una explicación muy larga la resumiría diciendo que en el caso de que lleguemos al fondo del asunto, Colombia tiene argumentos muy sólidos con los que dar la pelea.

¿Por qué Colombia y Nicaragua nunca se sentaron ha hablar para conciliar?
Colombia ha sostenido esa posición, la ha venido planteando desde hace mucho tiempo y esperemos que en algún momento Nicaragua se siente a negociar  la forma de implementar la decisión de 2012.

Nicaragua ante la Haya
De acuerdo con Arrieta, Nicaragua tomó el camino de la Corte Internacional de Justicia, porque está acostumbrada a que cuando lo utiliza le va bien. Además, como mecanismo para presionar a Colombia. Sin embargo, el agente de Colombia ante la entidad internacional consideró que en este caso no le debería ir bien pues la defensa de Colombia, por medio de las excepciones preliminares, es muy fuerte.

La opinión

Fabio Sánchez Cabarcas
Prof. Escuela Política y Relaciones Internacionales U. Sergio arboleda

“Si la Corte se declara competente el proceso se podría tardar varios años, depende de ciertos ritmos en el estudio de los casos, y de algún grado de lobby de los estados involucrados”.