Colprensa Lunes, 1 de septiembre de 2014

“Encontramos que dichos cobros se hicieron por razones de edad del usuario, sin estar amparado en ninguna de las cláusulas contractuales suscritas y sin su consentimiento”, aseguró la Superintendente delegada de Procesos Administrativos, Margarita Escobar Pereira.

Escobar aseguró que ya se puso en conocimiento del caso a la Superintendencia de Industria y Comercio con el fin de que investigue dentro del ámbito de sus competencias la presunta información engañosa que podría contener el formato de salud de medicina prepagada de Coomeva.

Según la Supersalud, esta práctica no puede ser tolerada y debe ser severamente sancionada.

Los planes de Medicina Prepagada para 2012 según la ley, tuvieron un incremento de 6,1% para programas de medicina integral y del 6% para Salud Oral y Emergencia Médica para sus afiliados. Sin embargo la persona que presentó la queja afirma que en su caso particular tuvo un incremento adicional del 3 por ciento con relación a los demás integrantes de Medicina Prepagada de su edad.

“Es importante resaltar que las pólizas de cobertura sí tienen autorización para las tarifas diferenciadas de acuerdo con ciertos grupos como por ejemplo los adultos mayores. En este caso específico, como el contrato estaba en ejecución y una cláusula del mismo no permitía ningún cobro diferenciado de tarifa por razón de la edad, se consideró que se estaban haciendo ajustes no consentidos sin justificación legal alguna”, aseguró Escobar Pereira.

Los grupos etarios son los que están determinados por la edad y la pertenencia a una etapa específica del ciclo vital humano identificado en cuatro grupos: infancia y adolescencia, juventud, adultez, envejecimiento y vejez.

La Supersalud informó que esta decisión puede ser apelada por Coomeva Medicina Prepagada.